Comer rodeados de mar en el Xiringuito de la Costa, en La Ràpita

En pleno agosto tenemos una fecha señalada en nuestra familia, y con esta excusa fuimos a celebrarlo al Xiringuito de la Costa, en Sant Carles de la Rápita. Resultó una jornada de lo más agradable en un sitio realmente singular en pleno Delta del Ebro que te recomiendo.

El chiringuito del que os hablo hoy es un restaurante que se ubica en la Badia dels Alfacs, sostenido a base de puntales de madera sobre las arenas y sedimentos aportados por el río Ebro durante miles de años hasta formar lo que se conoce como Punta de la Banya. Solamente se puede acceder hasta allí en barco, lo que le añade un punto divertido al asunto, haciéndolo más atractivo todavía al viajar con niños. Si visitas este lugar singular de las Terres de l’Ebre estoy seguro que no te arrepentirás.

Todas las mesas tienen vistas privilegiadas al mar
Todas las mesas tienen vistas privilegiadas al mar

Un lugar único para un día en el Delta del Ebro

La visita al Xiringuito de la Costa no tiene solamente la finalidad de comer una buena paella. Es también la oportunidad de disfrutar de un lugar especial casi en el límite con el Parc Natural del Delta de l’Ebre. Me atrevería a decir que pocos lugares puedes encontrar así en la Península Ibérica. Rodeados de agua y con un paisaje espectacular que preside la Serra de Montsià igual que un guardián.

Pasarela del chiringuito hasta el pantalán de las Golondrinas
Pasarela del chiringuito hasta el pantalán de las Golondrinas
El restaurante rodeado de agua en medio del Delta del Ebro
El restaurante rodeado de agua en medio del Delta del Ebro

Qué encontrarás en el chiringuito

Nosotros abrimos el apetito bañándonos en los alrededores de la plataforma, buceando entre los postes en busca de peces y cangrejos. En tu visita al Xiringuito de la Costa encontrarás divertidas atracciones para los más pequeños. Unos columpios que oscilan sobre el agua, una hamaca para balancearte a ras de mar y una divertida piscina donde los niños se pueden hartar de pegar saltos. El entretenimiento de los peques está más que garantizado. También hay espacio para tomar el sol en unas tumbonas y en la barra del local puedes tomar un aperitivo o un merecido refresco.

Atracciones y zona de ocio para peques
Atracciones y zona de ocio para peques
Los peces merodean la estructura buscando migas de pan
Los peces merodean la estructura buscando migas de pan

Otra posibilidad para pasar el tiempo mientras preparan tu suculento almuerzo es andar hasta la costa a explorar el entorno. Más o menos el agua te alcanza por encima de las rodillas, y sorteando las algas en un momentito se llega a tierra firme. Es una ocasión única para observar la vegetación tan típica de la zona, divisar alguna especie de ave, bichos que por allí se mueven, o deleitarse con las caprichosas siluetas que dibujan las partes cubiertas de plantas en contraste con las de agua. Con suerte, si pasas la mano por la arena de la orilla hasta puedes cantar bingo, y encontrar algún berberecho o almeja que asoma la nariz.

Explorando la Punta de la Banya, Delta del Ebro
Explorando la Punta de la Banya, Delta del Ebro

El ramillete de distracciones lo puedes completar echando desde el chiringuito migas de pan al mar para ver lo rápido que son devoradas por los abundantes peces que se congregan bajo las maderas del tinglado. Los peques podrían pasar horas y horas cebándolos hasta acabar las existencias de pan de todo Sant Carles de la Ràpita.

Paella o arroz en el Xiringuito de la Costa

¿Qué comer en el Xiringuito de la Costa? ¿Arroz negro o una paella? Una gran disyuntiva que resolvimos a favor del arroz negro. Y creo que acertamos. En el restaurante se come bien y a un precio más que razonable por lo excepcional del lugar.

Arroz negro del Xiringuito de la Costa, La Ràpita
Arroz negro del Xiringuito de la Costa, La Ràpita

Para terminar nuestro arroz hubiéramos tenido que invitar a un par de comensales más a nuestra mesa de madera. También pedimos una ensalada, chipirones, varias cervezas bien frías , postres y cafés. Para que te hagas a la idea nos salió por poco más de veinticinco euros por cabeza.

Comer en el Xiringuito de la Costa es una experiencia diferente, en el que la comida no acapara la totalidad de nuestros sentidos. Lo realmente interesante es el conjunto, por eso tampoco esperamos las comodidades de un restaurante normal.

Qué ricos los chipirones
Qué ricos los chipirones

Cómo llegar al Xiringuito de la Costa

Para llegar hasta Xiringuito de la Costa puedes usar el servicio de la golondrina que sale desde el puerto de La Ràpita, alquilar una lancha en el mismo muelle de donde salen las golondrinas o si eres un afortunado que navegas con tu propia embarcación, llegar surcando la bahía a tu aire. Se tarda más o menos veinte minutos en llegar, y el trayecto también forma parte de la experiencia, pues desde la embarcación es un lujo contemplar el paisaje tan singular del Delta del Ebro. La compañía que explota el restaurante, Bahía Mar Grup, es la misma que la de los barcos, así que es posible reservar tu mesa en el chiringuito a una hora determinada antes de embarcarte.

Golondrina en el Port de La Ràpita
Golondrina en el Port de La Ràpita

Galería Xiringuito de la Costa en fotos

Aquí podrás ver más fotos del chiringuito de la Punta de la Banya, un restaurante muy peculiar por encontrarse en un enclave único de la costa catalana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *