20 fotos para descubrir la Barra del Trabucador en el Delta del Ebro

Hace un tiempo os mostraba aquí fotos aéreas del Delta del Ebro que nos permitían explorar esta zona tan especial de la Península Ibérica a vista de pájaro. Hoy os invito a descender y fijarnos en las pequeñas cosas que con detenimiento observamos a ras de suelo, o mejor dicho de arena y agua en una parte muy concreta del Parque Natural del Delta del Ebro. La  Barra del Trabucador no puede faltar en vuestros planes a la hora de  conocer el Delta del Ebro.

Vegetación típica de la zona

Vegetación típica de la zona del Delta del Ebro

Es sorprendente lo que podemos encontrar en una pequeña zona de la Barra del Trabucador en la que aparentemente no hay nada y puede parecer casi un desierto sin vida.

El Trabucador es esa franja estrecha de arena que separa el Mar Mediterráneo de la Badia dels Alfacs en el brazo de tierra más al sur en el Delta del Ebro. En algunas partes la distancia que separa los dos mares alcanza los 150 metros y a primer golpe de vista se diría que hay bien poca cosa.

Un barco de pesca parece navegar en la arena

Un barco de pesca parece navegar en la arena

Pero las apariencias engañan, y paseando con los ojos bien abiertos nos tropezamos con un sinfín de elementos curiosos. Rastros de animales, insectos, plantas que viven hundiendo sus raíces en la arena y el salitre, restos que el mar deposita en la orilla y mucho más.

Colores y tonos realmente especiales

Colores y tonos realmente especiales en algunos vegetales

Paseo fotográfico por el Trabucador, Delta del Ebro

Que el Trabucador es un elemento dinámico en constante cambio es evidente si damos un paseo por allí y nos fijamos bien. Hasta hace relativamente poco los postes de electricidad eran una marca clara que permitía cuantificar los movimientos y traslación de tierra. Muchos de ellos hundían su base en el mar, soportando en invierno las olas llenas de energía de los temporales.

Postes de electricidad en el Trabucador - Delta del Ebro

Antiguos postes de electricidad en el Trabucador – Delta del Ebro

La línea eléctrica proporciona energía a las Salinas de la Trinidad, muy reconocibles por su montaña blanca y brillante de toneladas de sal. Hoy en día los postes han desaparecido del paisaje definitivamente gracias a una conducción soterrada que llega hasta la península de la Banya.

Barra del Trabucador en el Delta del Ebro

Barra del Trabucador en el Delta del Ebro desde el aire

Vegetación ultra resistente al salitre y a la falta de agua

Vegetación ultra resistente al salitre y a la falta de agua

En medio de la gran extensión de arena, y resistiendo unas duras condiciones climáticas, aparecen pequeñas islas de vegetación. Varias especies vegetales forman pequeños montículos y crecen allí con más o menos éxito. Sorprende que puedan vivir tan cerca del agua salada, a derecha e izquierda.

Formas caprichosas de algunas plantas

Formas caprichosas de algunas plantas

Es en estos minúsculos oasis repartidos entre la arena el lugar en el que adivinar ocultos algunos animales.

Los insectos abundan en el Trabucador

Los insectos abundan en el Trabucador

Una mantis camuflada entre las hojas

Una mantis camuflada entre las hojas

Cada uno ocupa juega su papel intentando comer y no ser la comida del día para otros animales que habitan el Delta del Ebro.

Cazar y no ser cazado, también en el Trabucador

Cazar y no ser cazado, también en el Trabucador

Algunos animales más huidizos muestran únicamente su rastro o huellas que nos anuncian su existencia. Otros han sucumbido y son la evidencia de los ciclos de la naturaleza.

Huellas de pajaritos

Huellas de pajaritos

Una gaviota muerta

Una gaviota muerta en la aarena de El Trabucador

El mar y las olas transportan constantemente a ambos lados de la franja de tierra restos orgánicos de todo tipo.

Observando con atención encontramos formas muy sugerentes

Observando con atención encontramos formas muy sugerentes

Restos de vida marina en la costa

Restos de vida marina en la costa

Sedimentos y restos que trae el mar en la mar interior dels Alfacs

Sedimentos y restos que trae el mar en la mar interior dels Alfacs

Aunque no siempre es un proceso natural. Hay sedimentos que lamentablemente llevan nuestra firma. Allí por donde pasamos  los humanos dejamos un penoso rastro muy característico: basura y desechos. Y el Delta del Ebro, pese a estar catalogado como Reserva de la Biosfera, no se salva de tan penosa lacra.

Escombros y basura en el Trabucador - Delta del Ebro

Escombros y basura en el Trabucador – Delta del Ebro

Cada objeto que el mar deposita tiene una historia

Cada objeto que el mar deposita tiene una historia

Esta parte del Delta del Ebro es también muy apetecible por sus playas, ideales para ir con niños. El mar exterior es más bravo a veces, pero las aguas de la Badia dels Alfacs están siempre en calma. ¡Y hay que andar mucho para que el agua cubra! Es una zona de juegos ideal para los peques.

El entretenimiento y la exploración del medio están garantizados aquí

El entretenimiento y la exploración del medio están garantizados aquí

Juegos infinitos que la naturaleza proporciona

Juegos infinitos que la naturaleza proporciona

Baños y juegos en las aguas de la Badia dels Alfacs

Baños y juegos en las aguas de la Badia dels Alfacs

Te invito a la página de Facebook de Viajares para seguir conversando sobre viajes con niños y los mejores destinos para ir en familia. También nos podemos encontrar en Instagram o en Twitter si prefieres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Nosotros estuvimos el verano pasado y es un sitio increíbles. Mis hijos la llaman la playa donde no hay nada 😀 te dejo el enlace de nuestra ruta por el Delta del Ebro por si te quieres pasar