Qué ver en una escapada a la ciudad de Tortosa

La ciudad de Tortosa es la primera gran concentración urbana que se encuentra remontando el gran río Ebro desde su desembocadura en el mar Mediterráneo. Es una ciudad cargada de historia, un enclave estratégico durante muchos años que ha llevado a la ciudad a ocupar un lugar destacado en la historia de la Península Ibérica. Es también un lugar fantástico para una escapada o viaje con niños.

Qué ver en Tortosa

Muchos son los puntos atractivos para conocer de la ciudad de Tortosa pero a nosotros lo que más nos llamó la atención fue precisamente la presencia espectacular del río Ebro cruzando por entero la población y dando forma al enclave a lo largo de siglos y siglos en la historia de la ciudad.

Si tenemos que hacer y compartir una lista con lo indispensable en Tortosa no puede faltar lo siguiente. Toma nota:

Castillo de la Zuda

Ya hemos dicho que toda la estructura de la ciudad viene condicionada por el curso imponente del Ebro que cruza la población y por sus puentes. Para apreciar la red de calles de la ciudad y los diferentes tonos de luz reflejados a lo largo del día en las aguas del río el mejor lugar es sin duda alguna el Castillo de la Suda o Zuda.

El Castillo de la Zuda, hoy un excelente establecimiento de la red de Paradores, se levanta en un montículo a los pies del Ebro y se trata de una antigua fortificación construida sobre los cimientos de anteriores habitantes. De hecho aquí podemos contemplar los restos de un antiguo cementerio árabe al aire libre totalmente singular. Pero anteriormente ya los romanos habían amurallado el recinto dando valor estratégico al montículo para controlar la vía fluvial.

Torre del Castillo de la Zuda de Tortosa

Por supuesto que es un sitio cargado de historia y muy interesante pero más que nada recomendamos subir al castillo por sus impresionantes vistas de la ciudad y el entorno de la comarca del Baix Ebre, con la silueta del macizo de Els Ports en el horizonte. Por la tarde, cuando el sol juega a esconderse entre el Monte Caro y otros picos de Els Ports es un momento ideal para acercarse por allí con la tropa.

Reales Colegios y el Centro de Interpretación del Renacimiento

Reales Colegios de la ciudad de Tortosa

No te lo pierdas en tu visita a la ciudad de Tortosa. Los Reales Colegios son el máximo exponente del legado del Renacimiento civil en toda Cataluña. Un edificio que no se entiende si no es en el contexto de la pujanza de la ciudad en esa época, tanto económicamente como en su vertiente cultural, social e humanista.

Los Reales Colegios son el conjunto que forman tres edificios, que son el Colegio de San Jaime y San Matías, el Colegio de San Jorge y Santo Domingo y la Iglesia de Santo Domingo. El patio de del primero de ellos, en catalán el Col·legi de Sant Jaume i Sant Maties es verdaderamente impresionante, con sus tres pisos de galerías llenas de arcos. Y también por las esculturas y bajorrelieves que completan el conjunto con los rostros de reyes y grandes personalidades. Se asemeja un poco a lo que sería el Facebook de la época.

Palacio Episcopal

En el centro de la ciudad de Tortosa y muy cerca de la catedral otra joya para visitar es el conocido Palacio Episcopal y su arquitectura de estilo gótico. Un imponente patio con una escalera flotante organiza los espacios de un edificio lleno de matices y elementos para repasar distintos estilos arquitectónicos. Desde el siglo XV hasta la actualidad el Palacio Episcopal es el lugar de residencia del obispo de Tortosa, aunque se puede visitar por el público.

Legado de la Guerra Civil

Durante los tristes años de la Guerra Civil Tortosa fue duramente bombardeada por los franquistas. Es conocido que en los años 1937 y 1938 hubo hasta 86 ataques aéreos sobre la población, dejando un panorama de muerte y destrucción lamentable. La población se organizó construyendo refugios antiaéreos algunos de los cuales ahora se pueden visitar.

Penetrar en el interior de los refugios y escuchar las explicaciones y detalles de esa época es una actividad muy emocionante y especial para los peques de la casa. Conocer episodios tan tristes de nuestra historia reciente es muy instructivo.

Un paseo por el río Ebro a bordo de El Sirgador

Una actividad que nos hubiera encantado realizar y que nos apuntamos para una futura escapada familiar a Tortosa es navegar en barco por el río Ebro, como se hacía antaño. Al lado del mercado Modernista de Tortosa atraca el laúd de nombre El Sirgador, que ofrece excursiones de una hora aproximadamente por el río. Nosotros también dejamos cosas anotadas para una próxima visita Tortosa y navegar con los niños por el río Ebro es una de ellas.

Sitios para comer con niños en Tortosa

Con tanta visita y tanto caminar por Tortosa lo normal es que se abra el apetito. Para comer o cenar con los niños aquí dejamos nuestra recomendación.

Comida en restaurante Botànic

Del Botànic nos encantó su decoración y el buen ambiente que se respiraba. En los platos descubrimos una cocina mediterránea refinada y también elementos de la cocina popular del territorio. Todo ello en un menú que estaba muy bien de precio.

Restaurante SOM del Hotel SB Corona Tortosa

Otra opción interesante de restauración en Tortosa la encontramos en el restaurante SOM del Hotel SB Corona Tortosa. Aquí tienen especial atención por los peques, que cuentan con su propio menú. Todo lo que cenamos estaba de muerte y el espacio del restaurante, con salida al jardín nos encantó.

Restaurante La Torreta de Remolins

La Torreta de Remolins se encuentra en el barrio judío de Tortosa, a los pies del Castillo de la Zuda y a cuatro calles del Museo de Tortosa. Aquí comimos una selección de platos que nos encantaron, a base de cocina tradicional con toques modernos. Estaba todo riquísimo.

Alojamiento familiar en Terres de l’Ebre

Ya lo hemos comentado anteriormente. En lo alto del Castillo de la Zuda se encuentra el Parador de Turismo de Tortosa en el que alojarse es una experiencia fantástica. Allí es donde dormimos y cenamos un par de noches en nuestra escapada familiar. Las instalaciones del Parador son excelentes, aunque tienen una aire un poco regio, como anticuado, pero no le quita interés ni comodidad al alojamiento. Levantarse o ver el atardecer en Tortosa desde aquí no tiene precio.

Panorama desde el Castillo de la Zuda

Restaurante Marmitia del Parador de Tortosa

El restaurarte del Parador es también una buena excusa, si es que se necesita alguna, para acercarse hasta el Castillo. Destacamos los ingredientes de calidad, productos frescos y recetas tradicionales de la zona riquísimas. El espacio del restaurante es enorme y se habilita seguramente si hay banquetes y celebraciones. Los miembros del servicio en todo momento fueron muy amables y simpáticos con los niños, cosa que se agradece.

Otras opciones también en Tortosa para alojarse en plan famililar son el Hotel SB Corona Tortosa que hemos comentado antes o si lo prefieres algo más apartado del centro de la ciudad, por ejemplo una edificación antigua y singular como es la Torre del Prior.

En resumen, nos encantó conocer la ciudad de Tortosa, en la que ya habíamos estado pero que no habíamos recorrido con calma. Aun y así, como nos ha pasado tantas veces, pensamos que tendremos que volver pues nos quedamos con ganas de conocer más rincones y la espinita de ir con el barco El Sirgador por el río Ebro. O desde aquí hacer un salto y volver a disfrutar de una escapada a la naturaleza de Els Ports. Y es que en el sur de Cataluña parece que se amontonan los atractivos para viajar con niños y pasarlo bien.

Turismo familiar en Tortosa

Agradecemos a la Agencia Catalana de Turismo el apoyo prestado para realizar este artículo en nuestro blog.

 

No te pierdas los próximos artículos de Viajares.es, suscríbete ahora al blog. Te invito también a la página de Facebook de Viajares para seguir conversando sobre viajes con niños y los mejores destinos para ir en familia. También nos podemos encontrar en Instagram o en Twitter si prefieres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Magnífico Artículo 🙂
    Me han dado ganas de ir con mi família a visitar la ciudad
    gracias por acercar dichos rincones a la gente
    Saludos