Viaje a Euskadi – Un pueblo precioso del norte llamado Lekeitio

Lekeitio, en la costa de Bizkaia, es un pueblecito precioso y de lo más interesante para las familias que viajan con niños. Me quedé prendado de esta localidad bañada en el Cantábrico y aunque queda un poco feo decirlo, es el pueblo que más me gustó de los que recorrimos en el viaje por Euskadi. Espero que no se enfade nadie de Bermeo, Mundaka, Portugalete, Getxo o cualquiera de las otras localidades que forman Bizkaia Costa Vasca ya que todas ellas bien merecen unos cuantos elogios. Pero lo cierto es que Lekeitio me hizo tilín, como suele decirse. Tendré que volver un día para profundizar un poco más, y encontrar sus defectos, pues ya te advierto que este artículo es probablemente sesgadamente elogioso y nada objetivo.

Plaza de Arrenegi en Lekeitio, Bizkaia Costa Vasca
Plaza de Arrenegi en Lekeitio, Bizkaia Costa Vasca

Si estás buscando información más ortodoxa puedes consultar la entrada sobre Lekeitio en la Wikipedia. Aquí yo te voy a contar otra cosa. Un relato más basado en las emociones y vivencias que en datos y hecho empíricos.

Siento caer en el tópico pero Lekeitio goza de una situación privilegiada en la costa de Bizkaia. No sólo tiene el mar Cantábrico dibujado en el horizonte, sino que la desembocadura del río Lea forma parte del municipio y entra suavemente en el mar cruzando la playa de Isuntza. Desde la misma playa puedes acceder a la Isla de Garraitz, con la marea baja, que completa un panorama de lo más lindo. Todo formando un conjunto de pequeñas dimensiones, que parece ideal para una estancia en familia.

El equipo de bloggers remeros en Lekeitio
El equipo de bloggers remeros en Lekeitio

En mi visita a Lekeitio lo pasé fenomenal. Amanecimos en el precioso hotel Zubieta, y al cabo de un rato estaba tomando las primeras clases de mi vida para empezar a remar en una trainera. Todo un equipo de bloggers con Arkaitz de Tantak al timón aprendimos a maniobrar y clavar bien los remos en el mar para avanzar coordinados y con cierta velocidad. La lección fue de lo más divertido, aunque debo admitir que los remeros que fomábamos parte ese día del equipo tenemos poco futuro en este deporte tan arraigado en Euskadi. La excusa de que a la vez que bogábamos contemplábamos el panorama del pueblo desde el mar, o sacábamos alguna foto a hurtadillas no esconde nuestra poca pericia con los remos. Y si no me creéis consultad a mi amigo Pau de ElPachinko.

Txatxo Kaia en Lekeitio, Bizkaia Costa Vasca
Txatxo Kaia en Lekeitio, Bizkaia Costa Vasca
Con la trainera saliendo al Cantábrico
Con la trainera saliendo al Cantábrico

Pero de verdad que valió la pena y nos permitió “sentir” por un rato la tensión de los antiguos balleneros vascos en una carrera compitiendo con otras traineras de poblaciones vecinas para dar alcance a algún cetáceo avistado.

Embarcados en la trainera de banco fijo, y bajo las voces  que daba nuestro exigente patrón Arkaitz incorporamos nuevas y extrañas palabras a nuestro vocabulario, como tolete o estrobo. También soñamos (absolutamente en vano) en hundir los remos en las costas de San Sebastián compitiendo en la famosa regata de la Bandera de la Concha, uno de los máximos hitos posibles en el mundo de las traineras.

Pesqueros en el puerto de Lekeitio
Pesqueros en el puerto de Lekeitio

Qué ver en tu visita a Lekeitio

En tu visita a Lekeitio te recomiendo dar un buen paseo por toda la línea de costa. Desde el Faro de Santa Catalina hasta cruzar por el puente de Isuntza que salva el río Lea en su dulce encuentro con el Cantábrico. Es un placer poder descubrir cada rincón,  y contemplar el panorama del puerto, las playas o la isla que se forma con la marea alta delante de la localidad, y respirar el aroma de mar que invade todo el recorrido.

Molino de Marierrota y astilleros

Astillero en el río Lea
Astillero en el río Lea

Uno de los elementos más singulares que puedes descubrir en Lekeitio y que seguro que les encantará a tus hijos es el molino de Marierrota. No es un molino cualquiera, pues la fuerza necesaria para su funcionamiento se obtiene del aprovechamiento de las mareas. Mejor dicho, se obtenía, ya que en la actualidad no funciona, pero después de una laboriosa reconstrucción y documentación se explican sus características en un centro interpretativo.

Muros de contención del molino de Marierrota
Muros de contención del molino de Marierrota

Toda la zona que rodea al molino es preciosa, y desde allí parten senderos en paralelo al río Lea para dar unos buenos paseos entre la vegetación de ribera. Si puedes, vuelve a distintas horas, para ver cómo cambia todo según el nivel de las aguas.

Edificio en la desembocadura del río Lea
Edificio en la desembocadura del río Lea

En esta parte de Lekeitio también podemos observar, aunque están hechos trizas, algunos de los antiguos astilleros de la localidad. Quedan en pie sólo las estructuras de varios de ellos, reflejo del cambio total en la fabricación de embarcaciones hoy en día. Es una pena que se encuentren tan destartalados.

Playas de Lekeitio

Ya se sabe que la zona de Bizkaia Costa Basca es una de las mejores del mundo para los amantes del surf. Casi en cualquier playa verás aficionados a este deporte de todas las edades, cómo en Sopela, o los más expertos buscando la famosa ola izquierda en Mundaka, por ejemplo. En la playa contigua al puerto de Lekeitio no hay grandes olas, pues queda bastante protegida, así que es un lugar perfecto para ir con niños. Una playa familiar en toda regla, a la que se puede llegar andando de manera muy cómoda. Otro punto a favor para los que vamos cargados con doscientos cachibaches a gozar del sol y la playa. Pese a coincidir mi viaje a Lekeitio con el mes de octubre, la playa se presentaba de lo más atractiva.

Playa de Isuntza y la Isla de Garraitz
Playa de Isuntza y la Isla de Garraitz

Casco antiguo de Lekeitio

Rincones en el pueblo de Lekeitio
Rincones en el pueblo de Lekeitio

Cuando viajes a Lekeitio no dejes de callejear por el casco antiguo de la localidad, tomando las estrechas calles empedradas que vayas encontrando. Es difícil perderte pues ya he dicho antes que no es una localidad muy grande, y el mar siempre sirve de orientación.

Palacio de Uriarte
Palacio de Uriarte, (s. XVI-XVIII)

Pasarás por la pequeña plazuela de Arrenegi, por delante del Palacio de Uriarte, el ayuntamiento, así como el palacio de Oxangoiti, del siglo XVII, Todos ellos son edificios destacados. El más voluminoso de todos con diferencia es la Iglesia de Santa María de la Asunción, otro buen punto de referencia para callejear por la localidad y no desorientarse.

Niños jugando en la plaza de la Independencia
Niños jugando en la plaza de la Independencia

El puerto está animado a todas horas, y las terrazas de las cafeterías invitan a sentarse, tomar algo o disfrutar de la rica gastronomía de Lekeitio.

Niños jugando en el pantalán del puerto de Lekeitio
Niños jugando en el pantalán del puerto de Lekeitio
Puerto de Lekeitio, Bizkaia Costa Vasca
Lekeitio queda relativamente protegido de las olas del Cantábrico

Alojamiento en Lekeitio

En Lekeitio existe una buena oferta de hoteles, casas de turismo rural y también un par de campings que pueden ser una buena opción para unos días de vacaciones con niños. Lo que os puedo recomendar por experiencia propia es alojaros en el Hotel Zubieta.

Hotel Zubieta de Lekeitio es un establecimiento precioso, de los que uno diría “de revista”, que queda apartado del centro, rodeado de verdes jardines en un entorno muy tranquilo. Todas las habitaciones están decoradas de manera diferente, y lucen en la puerta su nombre propio en euskera. Si no recuerdo mal creo que eran diferentes apellidos de origen vasco. En la planta baja hay un bar bistrot muy agradable.

Fachada del Hotel Zubieta
Fachada del Hotel Zubieta

Fotos de Lekeitio – Bizkaia Costa Casca

Blogtrip #BizkaiaCostaVasca

Agradezco a la Asociación Euskal Kostaldea Bizkaia Costa Vasca la invitación para conocer Bizkaia Costa Vasca #BizkaiaCostaVasca.

No te pierdas los próximos artículos de Viajares.es. Suscríbete ahora al blog.

2 comentarios en “Viaje a Euskadi – Un pueblo precioso del norte llamado Lekeitio

  1. Gracias por el post, Daniel. Estaremos encantados de que volváis, y seguro que tus hijos aprenden sus primeras palabras en euskera jugando con los míos en la plaza. Un abrazo. Nekane.

    1. Seguro que pillan el euskera antes que los padres, que tenemos el oído medio escacharrado 🙂
      Gracias por vuestra hospitalidad Nekane! Salut!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *