Archivo de la etiqueta: Paris

Grandes viajeros: Alí Bey

Para muchos, Alí Bey no es más que el nombre de una calle de Barcelona. Pero esas palabras encubren a Domènec Badía i Leblich, uno de los más destacados viajeros de finales del siglo XVIII y principios del XIX. Algo así como un Lawrence de Arabia, con más de un siglo de adelanto.

Nació en Barcelona, en 1767, pero a los once años se trasladó con su familia a Almería. Allí descubrió las huellas de la presencia morisca y nació su interés por la cultura y el mundo musulmán, un interés que le hizo estudiar árabe en Córdoba y convertirse en un militar arabista.

Es en 1803 cuando inicia su gran viaje, una larga aventura en la que hace de espía al servicio de Manuel Godoy –el “valido” o primer ministro del rey Carlos IV
Como buen aventurero, cambia su nombre por el de Alí Bey el-Abbasí, adapta su atuendo, cambia sus costumbres y el general arabista se convierte en un personaje musulmán, descendiente supuesto de la dinastía de los Abbasíes. Bajo esa falsa identidad recorre con éxito todo el norte de África –Marruecos, Argelia y Libia- y buena parte del entonces extenso imperio Otomano: Visita Egipto, Siria, Turquía y Arabia, y realiza la peregrinación a La Meca.

Al regreso, en 1807, dejó constancia de su aventura en una narración, un texto con dibujos y descripciones detalladas de todo cuanto vio y valiosas observaciones científicas, sociales y culturales. La obra, “Viajes en Marruecos, Trípoli, Chipre, Arabia, Siria y Turquía” se convirtió en un éxito europeo en 1816 como “Travel of Alí-Bey”, y despertó el interés por la cultura islámica. En la guerra de la independencia, Domènec Badía tomó partido por Napoleón y el rey José y eso le supuso el exilio a Francia.

El complejo forcejeo de las potencias europeas –Francia, Inglaterra, Prusia, Austria- por la hegemonía tras las guerras napoleónicas, al inicio de la expansión colonial, tuvo una de sus primeras víctimas en Alí-Bey. Como buen espía, había cambiado otra vez de nombre y viajaba de nuevo al imperio Otomano, ahora desde París, como Alí Abu Utman. Pero los servicios secretos ingleses descubrieron su identidad y en un final propio de novela de Le Carré, murió envenenado en Damasco. Se estaba gestando la independencia de Grecia, hasta entonces bajo el dominio turco, que se alcanzaría en 1821, y ya se cernían los intereses franceses y británicos por todo Oriente…

La vida y las aventuras de este general de los servicios secretos, viajero por todo  el ya decadente imperio turco, investigador y atento cronista, merecen recuerdo.
By Bartleby

5 Jardines para perderse en Paris

En cuanto llegues de viaje a Paris en vez de besar el suelo como un Papa cualquiera, en el primer quiosco o librería que encuentres, compra, por la módica cantidad de 0,35€, L’OFFICIEL DES SPECTACLES y tendrás en la mano casi casi toda la información actualizada que necesitas para tu visita.

Paris tiene 5  parques o jardines que NO puedes perderte

PARC ANDRÉ CITROËN, ocupa el gran espacio de la antigua fábrica Citroën. Limita con el Sena directamente; dentro del parque puedes montarte en un globo y ver Paris desde arriba. Es muy grande y moderno, y tiene cantidad de rincones donde perderte o hacer picnic.
Rue de la Montagne de la Fage  (15e) Mº Balard

Ver PARC ANDRÉ CITROËN más grande

PARC DE BERCY. Ocupa los antiguos almacenes de compra y venta de vino; conserva los raíles de las vagonetas que transportaban los alcoholes. Es también grande con muchos árboles. Desde allí puedes cruzar el Sena por la pasarela peatonal Simone de Beauvoir.
41, rue Paul-Belmondo. (12e) Mº Bercy

Ver PARC DE BERCY más grande

JARDIN DE CLUNY. Pequeño y supercéntrico. Reproduce un jardín medieval (está junto al Museo de la Edad Media) Allí comparten espacio estudiantes de la Sorbonne, gente mayor del barrio, criaturas jugando… ¡Vida parisina! ¡Barrio Latino !
En el cruce del Boulevard Sain-Michel  y del Boulevard Saint-Germain (6e) Mº Cluny-La Sorbonne

JARDIN DES PLANTES. Todo tipo de plantas, árboles y flores que puedas imaginar. Para caminar, para contemplar, para admirar, para retratar… Es un jardín abierto y amplio, que la gente de Paris cruza como si fuera una calle más).
57, rue Cuvier (5e) Mº Censier-Daubenton

Ver JARDIN DES PLANTES más grande

JARDIN DU LUXEMBOURG. Suntuoso y magnífico para sentarse y ver pasar el mundo. Lleno de turistas y de locales que van y vienen sin parar; de jubilados que juegan al ajedrez, de universitarios – la Sorbonne está al lado-;  de estatuas; de flores. Un remanso de paz en pleno Barrio Latino.
Boulevard Saint-Michel junto a la Place Edmond-Rostand.(6e) RER Luxembourg

Ver JARDIN DU LUXEMBOURG más grande