Pantano de Vallvidrera

Excursión al Pantano de Vallvidrera, Barcelona

¿Sabías que sin salir de la propia ciudad de Barcelona puedes pasear por un pantano rodeado de naturaleza en un Parque Natural? Sí, es posible en una excursión al Pantano de Vallvidrera, dejando atrás el ruido de la ciudad para adentrarnos en una zona llena de vegetación a tiro de piedra del centro de la ciudad. Y además vale la pena saber que al Pantano de Vallvidrera se puede acceder de una forma muy cómoda con los Ferrocarrils de la Generalitat de Cataluña (FGC), y andando después 5 escasos minutos. Es una excursión muy agradable y fácil para realizar en familia, con niños pequeños, por ejemplo en una mañana de fin de semana.

Pantano de Vallvidrera
Pantano de Vallvidrera

Cómo llegar al Pantano de Vallvidrera

Creo que la mejor manera de llegar al embalse de Vallvidrera es como decía más arriba, acceder con los FGC. Desde la estación de Plaça Catalunya podemos llegar con los trenes de las líneas S1 Barcelona – Terrassa y S2 Barcelona – Sabadell en un trayecto de 17 minutos exactos. La estación que nos interesa es Baixador de Vallvidrera. En este pdf puedes ver los horarios del Baixador de Vallvidrera y la frecuencia de los trenes según el día de la semana.

Estación FGC Baixador de Vallvidrera
Estación FGC Baixador de Vallvidrera
Indicaciones Pantano Vallvidrera
Indicaciones para llegar al Pantano Vallvidrera

Una vez en la estación tenemos que cruzar la carretera y seguir las indicaciones. Es imposible perderse si seguimos la calle Camí del Pantà que nos conduce a nuestro destino. Se trata de un paseo ligeramente ascendente y muy cómodo incluso para ir con niños. Por si acaso, con la ayuda  de este mapa de Collserola te puedes orientar y situar el embalse.

Camino que conduce al embalse
Camino que conduce al embalse
Último tramo de escaleras antes de llegar al pantano
Último tramo de escaleras antes de llegar al pantano

La curiosa historia del Pantano de Vallvidrera y la Mina Grott

El pantano se contruyó en el año 1850 para suministrar agua al pueblo de Sarrià en Barcelona. En su día se trataba de una obra de ingeniería singular, ya que es un embalse construido a base de tochos, con unas dimensiones de 50 metros de longitud, 3 de anchura y 15 de altura. Acompañaba al embalse la llamada Mina Grott, que conducía el agua a su destino final. Mas adelante la mina protagonizó grandes momentos de la historia de los ferrocarriles. Y es que cambió su función principal y pasó de canalizar agua a contener las vías por las que circulaba el primer tren eléctrico de pasajeros que entró Click Aquí - Fb.com/Viajares.esen funcionamiento en España. En efecto, por la conducción de la mina pasaba un trenecito que acercaba el kilómetro y medio que separa Barcelona del otro lado de la montaña en Vallvidrera. Sin duda resultó ser una gran sensación en aquella época. La idea partió del ingeniero Carles F. Montañés, con el apoyo de personajes del calibre de Frederik Stark Pearson. El ferrocarril formaba parte de toda una estrategia para crear una especie de parque de atracciones en la zona llamado Lake Valley. ¡Todo el recorrido interior del túnel se iluminaba con bombillas de colores!

Entrada de la Mina Grott
Entrada de la Mina Grott

Al cabo de un año y poco de funcionar, y tras haber transportado cerca de 40.000 personas, el ferrocarril Mina-Grott se vio obligado a cesar sus actividades. Ello fue debido principalmente a las trabas legales y administrativas de un competidor poderoso: Nada más y nada menos que el Parque de Atracciones del Tibidabo.

Qué hacer en el embalse de Vallvidrera

Las verdad es que el principal atractivo del Pantano de Vallvidrera es la observación del entorno, y realizar un paseo de circunvalación. No hay mucho más. Disfrutar de la tranquilidad de la zona, de la vegetación, probar a ver alguna rana que salta, caminar por los alrededores, olvidarse de la ciudad por unas horas. Al ser tan sencillo el acceso desde Barcelona (20 minutos), es una excursión con niños que se puede repetir y observar los diferentes niveles de agua según las estaciones del año. No es raro que te encuentres por la zona algún jabalí de los que han perdido el miedo a las personas. Parecen mansos pero yo no me acercaría demasiado por si acaso, y más si vas con peques.

Jugando y corriendo al alire libre
Jugando y corriendo al aire libre
Mariposa
Mariposa
Edificio cerca del embalse de Vallvivrera
Edificio cerca del embalse de Vallvidrera

Justo antes de llegar al pantano hay una zona acondicionada para recobrar fuerzas y hacer un picnic. Allí encontraremos varias mesas de madera con sombra disponibles y una fuente.

Otra posibilidad para comer es deshacer el camino andado hacia la estación de Baixador de Vallvidrera y seguir las indicaciones que apuntan hacia el Albergue In Out. Allí se puede comer estupendamente, y gozar del servicio de todo un equipo de gente muy especial.
¿Conocías la existencia del Pantano de Vallvidrera? Te recomiendo una excursión con niños para conocerlo. ¡Quizás sea una primera toma de contacto con el Parc Natural de Collserola y el preámbulo de futuras aventuras en familia!

Información práctica

Cómo llegar al Pantano de Vallvidrera

Con los Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña. Estación de Baixador de Vallvidrera

Mapa


Ampliar Mapa

Alojamiento

Si necesitas alojamiento, puedes probar el Albergue In Out, o si prefieres aquí encontrarás hoteles en Barcelona.

 
No te lo pierdas los artículos de Viajares.es, suscríbete ahora al blog.

5 comentarios en “Excursión al Pantano de Vallvidrera, Barcelona

  1. he vivido 30 año muy feliz en un pequeñi chalet un poco aislada en una calle que entones se llama calle casetas, per luego cmbio a llamarse calle Pelford. este casita era nuestro paraiso desde los años 60 hasta los 90. donde creciero mis dos hijos, rodiadao de jardin y bosque. todo era salvaje pero hermoso. Quien me puede contar algo sobre este tiempo y este sitio. Por desgracia lo tenia que dejar, porque mi ex-marido la venio. Hoy hay alli dos casa bastante feos omo fortificaciones
    Ya no me gusta visitar este sitio, que antaño fue mi paraiso. Lilo.A

    1. Seguro que en los años 60 toda esa zona sería mucho más “salvaje” que ahora. De todas formas, para los nuevos visitantes es un sitio interesante y un espacio lleno de vida natural muy cerca de la gran ciudad. Muchas gracias ¡Lilo por el comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *