Celler cooperatiu de Cornudella de Montsant en el Priorat

Visita al celler modernista de Cornudella de Montsant, Priorat

Llegando desde Reus a la comarca del Priorat se supera el puerto o coll de Alforja para descender a continuación por una carretera sinuosa entre un tupido bosque. Pronto entre los árboles y las curvas adivinamos la silueta de la Sierra de Montsant en cuyas laderas se asientan algunos de los pueblos más bonitos de la zona y también varias ermitas perdidas, sin olvidar la importante Cartuja de Escaladei, origen y núcleo histórico del Priorat.

Interior de la bodega o celler
Interior de la bodega o celler de Cornudella de Montsant, Tarragona

En la bajada llegamos a cruzar el río Siurana, o lo que queda de él tras el trasvase salvaje al que es sometido, y enseguida podemos ver el desvío hacia la población de Cornudella de Montsant dejando atrás la Venta d’en Pubill, sitio muy recomendable para tomar un buen almuerzo. El paisaje ha cambiado y ahora predominan los viñedos y también campos con avellanos o algunos huertos en paralelo al mermado río.

Qué ver en Cornudella de Montsant

Nada más llegar al pueblo y flanqueado por unos inmensos plátanos nos encontramos con el edificio del Celler Coperatiu obra del arquitecto Cèsar Martinell. No hay posibilidad de equivocarse pues unas enormes letras de tipografía muy moderna lo certifican en la misma fachada.

Ventana del edificio y elementos de trabajo cotidianos
Ventana del edificio y elementos de trabajo cotidianos

Cornudella de Montsant es una de las localidades más dinámicas en la comarca del Priorat, lugar de peregrinaje de los amantes de la escalada a nivel mundial y también lugar de paso obligado de turistas y viajeros que quieren acercarse al fotogénico pueblo de Siurana o siguen en ruta hacia la vecina localidad de Prades.

Desde Cornudella de Montsant parten algunos senderos empinados hacia el Montsant ideales para los amantes de las excursiones. El llamado Camí dels Cartoixans, de los cartujanos, va planeando hasta llegar a la vecina población de Albarca, desde la que se accede más fácilmente a lo alto de la montaña sorteando los riscos o cingles del imponente Montsant. Cerca de Cornudella también es muy agradable una excursión a la ermita de Sant Joan del Codolar, ejemplo de una zona llena de mística.

El Celler Cooperatiu es sin duda uno de los edificios importantes del pueblo y un elemento clave en la vida económica del mismo. Para conocer más acerca del edificio y por extensión del cultivo de la vid por estos lares y sobre los excelentes vinos del Priorat nada mejor que una visita guiada por el celler. Nosotros la hicimos en familia y resultó una hora y media muy bien aprovechada.

Interior de la bodega o celler
Interior de la bodega o celler

Visita guiada al Celler Cooperatiu de Cornudella de Montsant, Priorat

El edificio tiene varias características que lo hacen muy interesante. Una de ellas es que aúna en un solo cuerpo arquitectónico una obra muy estética y también totalmente funcional y práctica. En definitiva es un buen ejemplo de la llamada arquitectura industrial de la que Cèsar Martinell resultó un verdadero experto. Sus edificios destinados a la producción agrícola son los más recordados y admirados de toda su trayectoria profesional y la bodega de Cornudella, levantada en el año 1922, es un claro ejemplo de ello.

Interior del Celler Cooperatiu de Cornudella de Montsant
Interior del Celler Cooperatiu de Cornudella de Montsant

En el Celler Cooperatiu de Cornudella de Montsant se aprovechan los desniveles del terreno para calzar un edificio en el que la fuerza de la gravedad es un aliado para las tareas a desempeñar en la elaboración del preciado vino. En la parte más elevada se reciben los racimos y uvas durante la vendimia (actualmente a mediados de octubre) que por simple decantación acaban finalmente en las tinas de cemento porosas de la planta inferior de la bodega. Allí también vemos varia botas de roble que van madurando día a día el vino pacientemente.

Marcador de grados alcohólicos
Marcador de grados alcohólicos

Recorrimos todas las estancias del sitio recibiendo buenas explicaciones y respuestas a las dudas que nos asaltaban. Sorprende constatar que el edificio está vivo y en pleno uso, allí se trabaja, se almacenan materiales y es en definitiva un centro activo, lo que confiere más valor al espacio.

En un plano más arquitectónico cabe destacar el uso de los materiales constructivos como son la piedra y el ladrillo, que vemos en muchas partes del edificio creando una imagen muy característica que se repite en varias de las construcciones de Martinell. También apreciamos la colocación estratégica de aperturas para la pertinente ventilación del edificio para no acumular gases en la esperada fermentación y a la vez para mantener una temperatura estable en el interior, que es lo que necesitan los vinos y su elaboración.

Fachada del Celler Cooperatiu

En la fachada tenemos unos ventanales de forma romboidal de diferentes alturas y en el centro una especie de cenefa o celosía de obra vista con unos toques brillantes de cerámica que contrastan con el ladrillo. El conjunto es muy equilibrado y estético, a la vez que resulta algo austero. Sobretodo si lo comparamos con otro edificio destacado de Cèsar Martinell como es el Celler Cooperatiu de Falset, en la capital de la comarca. Posiblemente el presupuesto del que disponía el arquitecto en Falset era más holgado.

Celler Cooperatiu de Falset
Celler Cooperatiu de Falset, también del arquitecto Cèsar Martinell

En el sur de Cataluña hay más obras suyas. Las llamadas Catedrales del Vino se reparten especialmente por Tarragona y los edificios del arquitecto de cellers  se pueden encontrar en Nulles, Gandesa, Pinell de Brai y otras localidades. La mayoría se levantaron entre los años 1910 y 1920 y son claros referentes del modernismo y el novecentismo en las zonas rurales catalanas.

Ventanales en la parte interior del celler
Ventanales en la parte interior del celler de Cornudella

Y es que la obra de Cèsar Martinell estaba claramente influenciada por las figuras de coetáneos y maestros de talla sobresaliente. Uno de ellos era el gran genio Antoni Gaudí, del que sería discípulo, ayudante en la Sagrada Familia y más adelante glosaría su vida y obra en un libro. Otra referencia clara es la del arquitecto Lluís Domènech i Montaner, del que recibiría clases.

Volviendo al tema de la visita al celler, como es preceptivo, el recorrido por el interior de la bodega terminó con la esperada cata de vinos del Priorat, a cuál más interesante, acompañados con un poco de pan con tomate y embutidos de la zona. En concreto probamos el Castell de Siurana, Les Troies Rosat y el dulce Castell de Siurana mistela. Y antes de abandonar el sitio, compramos algunas botellas en la tienda.

Algunos vinos reposan un par de años a la intemperie
Algunos vinos reposan un par de años a la intemperie

Reservas y precios de la visita

Es mejor hacer una reserva con antelación si quieres realizar una visita al Celler Cooperatiu de Cornudella de Montsant (aquí tienes el correo: info@cellercornudella.cat y el teléfono: +34 977821329). Nos lo comentaron en la propia tienda de la bodega cuando pasamos por allí días antes de la visita. Así da tiempo de preparar todo el acompañamiento de la cata o poner el vino a refrescar si fuera necesario. Por otro lado es posible que si llegas a la hora de las visitas sin avisar antes no haya nadie allí.

El precio de la visita guiada para un adulto es de 10 euros y gratis para niños hasta 12 años. La duración aproximada es de hora y media.

Cellers y vinos en la comarca del Priorat

No tienen edificios tan famosos como los anteriormente mencionados pero en cada pueblo del Priorat es posible encontrar varias bodegas y cellers que elaboran excelentes vinos. Por ejemplo, delante mismo del Celler Cooperatiu en Cornudella tenemos la bodega Baronia de Montsant. Muchos de ellos reciben a los visitantes con los brazos abiertos. Debes saber que en la zona del Priorat coexisten dos denominaciones de origen oficiales para los vinos. Por un lado la DO Montsant y por el otro la DOQ Priorat. Simplificando se puede decir que la DOQ Priorat está en el centro de la comarca y la DO Montsant forma un anillo que abraza y rodea la anterior.

Mapa de situación en el Priorat

Dónde alojarse en tu visita al Priorat, Tarragona

Si estás pensando en visitar el Priorat podemos recomendarte un par de hoteles en Falset. El primero de ellos es el conocido Hotel Hostal Sport. Allí os tratarán de maravilla y además si sois de buen comer en su restaurante vais a disfrutar de lo lindo. El otro establecimiento es el Hotel Lotus, un negocio abierto hace apenas cuatro años.

En Cornudella de Montsant o en Siurana también existen otras opciones de casas rurales por ejemplo. Y en la cercana localidad de Prades tenemos como alternativa el Camping de Prades,(lee nuestra opinión del camping) o varios hoteles de la localidad que puedes ver en el enlace.

No te pierdas los próximos artículos de Viajares.es, suscríbete ahora al blog. Te invito también a la página de Facebook de Viajares para seguir conversando sobre viajes con niños y los mejores destinos para ir en familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *