40 metros bajo tierra en Bellmunt del Priorat

Fue llegar a Bellmunt del Priorat y bajar 40 metros por debajo de la tierra, mientras visitaba la primera galería de la Mina Gran. Así la llamaban los mineros del Priorat, aunque el nombre oficial era Mina Eugenia. Y cuando me refiero a los mineros del Priorat, tanto es por nombrar la comarca como la marca comercial del plomo que se extraía de las profundidades aquí. Porque la Mina de Bellmunt vendía plomo con el nombre de Priorat grabado en el otrora preciado metal. Cada barra del mineral fundido de 50 kilos se expedía con esta palabra a modo de sello: Priorato.

El nombre significaba calidad y garantizaba una pureza de mineral cercana al 100%. Hoy no es muy diferente el sentido de garantía de la palabra, lo que pasa es que en lugar de buenas vetas de galena transformadas ahora se produce y comercia con vino, un vino muy bueno, un vino excelente. Así pues cuando oímos la palabra Priorat lo asociamos directamente a un buen vino tinto que bien puede ser D.O.Q Priorat o D.O. Montsant. Del negocio del plomo queda poca cosa a día de hoy en toda la comarca…

Plomo de las minas de Bellmunt del Priorat
Plomo de las minas de Bellmunt del Priorat

El Museo de la Minas de Bellmunt del Priorat

Volviendo al tema de las minas, vale mucho la pena realizar una visita en el Museo de las Minas de Bellmunt del Priorat. Hay buenas explicaciones e interactivos, objetos y utensilios de trabajo, ropas antiguas, cascos, herramientas, lámparas, picos, barrenas, mazos, fotos viejas y mucho más. En el centro podemos rememorar el trabajo diario de los operarios y su forma de vida. Pero para mi gusto lo más emocionante es poder entrar y visitar las galerías de la mina por dentro. Penetrar en la roca y sentir la oscuridad y el eco del esfuerzo de un duro trabajo enterrado bajo tierra realizado por los habitantes del lugar.

Museo de las Minas de Bellmunt del Priorat
Museo de las Minas de Bellmunt del Priorat

La búsqueda y extracción del mineral es una actividad que se remonta en los tiempos y lo atestiguan los restos de antiguas minas en la zona pero fue en el siglo pasado cuando la actividad minera vivió su máximo esplendor en estas tierras. Tal es así que en sus mejores tiempos el pueblo de Bellmunt del Priorat era conocido como la tierra del dólar. La actividad económica de la mina y el trabajo hizo aumentar la población. Pero llegó un día, allá por los años 70, que los números no cuadraban y se cerraron las minas para siempre. Se fueron las pagas, los dólares volaron y con ellos parte de la prosperidad y un buen número de la población del pueblo.

Interior de la mina de plomo
Interior de la mina de plomo

En el Museo de las Minas de Bellmunt del Priorat se repasa la historia de las minas en diferentes épocas y es posible conocer el proceso que permitía convertir el mineral de galena en plomo listo para comercializar. Dentro de la mina observamos gracias a la iluminación instalada, el hueco dejado por el trabajo en las vetas que hacían los mineros, los pasadizos, raíles, maderas para la técnica del realce y mil detalles más que nos cuenta un guía experimentado. Impresiona saber que estamos recorriendo una ínfima parte de la extensa red de galerías y túneles que estaban en plena explotación hace pocos años.

Viñedos del Priorat y la Mina Regia al fondo
Viñedos del Priorat y la Mina Regia al fondo
Perfil de Bellmunt del Priorat, Tarragona
Perfil de Bellmunt del Priorat, Tarragona

Por otro lado, no deja de tener su gracia estar enterrado, rodeado de piedra y palpando la famosa pizarra de la zona. Aquí la llaman llicorella, y es uno de los secretos del buen vino que dan las vides del Priorato. Así pues, si pensamos en hacer enoturismo por la comarca del Priorat, es una buena idea empezar desde lo más profundo de la tierra, bajando hasta dónde se alimentan las famosas cepas para ascender más tarde por los costers llenos de cepas centenarias que podemos encontrar en toda la comarca y alimentan cada celler o bodega..

Cómo llegar al Museo de las Minas de Bellmunt del Priorat

Llegar al Museo de la Minas es muy sencillo ya que antes de entrar al pueblo de Bellmunt del Priorat hay indicaciones apuntando la dirección del museo. Bellmunt del Priorat se encuentra a 6 kilómetros de la capital de la comarca del Priorat, Falset. En coche, ya sea viniendo desde Reus o Móra la Nova, hay que transitar por la N-420 hasta encontrar el desvío hacia Bellmunt del Priorat de la TP-7101.

Casa de la Mina
Casa de la Mina

La visita a las Minas de Bellmunt del Priorat es una buena oportunidad para conocer la historia de esta actividad económica, que transformó en gran medida el paisaje de la población y dejó una profunda huella en sus habitantes.

¿Te vas a perder los próximos artículos de Viajares.es? Suscríbete ahora al blog. Te invito también a la página de Facebook de Viajares para seguir conversando sobre viajes con niños y los mejores destinos para ir en familia. También nos podemos encontrar en INSTAGRAM o en Twitter si prefieres.

5 comentarios en “40 metros bajo tierra en Bellmunt del Priorat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *