Grupo de ciclistas contemplando el Pi d'en Xandri

Excursión por Collserola hasta la Ermita de Sant Medir

Nos gusta mucho de vez en cuando planear y hacer excursiones en familia por la Serra de Collserola. Desde la ciudad de Barcelona es el espacio natural más cercano que puedes encontrar y tratamos de aprovecharlo siempre que podemos.

Hoy os explico una excursión muy sencilla para hacer con los niños empezando desde la ciudad de Sant Cugat del Vallès. Es decir que la iniciamos desde la vertiente de la Serra de Collserola que da al interior. La excursión empieza en el conocido árbol Pi d’en Xandri y sigue hasta la pequeñita Ermita de Sant Medir.

El majestuoso pino bautizado Pi d'en Xandri
El majestuoso pino bautizado Pi d’en Xandri

Esta pequeña ruta comienza desde un punto muy cercano al Auditorio de Sant Cugat, aunque otra referencia válida es la sede que tiene la Escuela de Negocios ESADE en la misma ciudad. Exactamente el punto de salida es la Plaza Rotary Internacional.

Iniciamos el camino y podemos ver que a nuestro lado quedan una hípicas y campos de cultivo. Si seguimos andando pronto alcanzaremos la explanada en la que se alza el espléndido pino bautizado Pi d’en Xandri. Es realmente asombroso el tamaño de este ejemplar, pocos árboles hemos visto así.

Hípicas en Sant Cugat
Hípicas en Sant Cugat

El pie del pino está apuntalado con una corona de soportes y es que a parte de grande es también un ejemplar bastante viejuno. Un cartel anuncia que el pino presumiblemente tiene más de 230 años. Es lógico que necesite alguna muleta para sostenerse el pobre.

El Pi d'en Xandri está totalmente apuntalado
El Pi d’en Xandri está totalmente apuntalado

La Torre Negra, un edificio fortaleza de origen medieval está muy cerca, pero seguimos por el camino principal, en dirección a la mencionada Ermita de Sant Medir. Todo está muy bien indicado y diría que es imposible perderse en la excursión familiar que os propongo.

La masía fortaleza de Torre Negra
La masía fortaleza de Torre Negra
Caminando por la pista forestal
Caminando por la pista forestal

Desde la explanada nos ponemos en marcha para llegar al siguiente hito. Siguiendo el camino nos adentramos en el interior del Parc Natural de Collserola según anuncia un gran cartel. Pronto llegamos a la masía de Can Borrell, rodeada de campos de cultivo robados al bosque. Aquí hay que fijarse bien en no desviarnos por error y seguir las flechas que llevan a la ermita.

Trabajos agrícolas en Can Borrell
Trabajos agrícolas en Can Borrell
Can Borrell es una de las masías dentro del Parc Natural de Collserola
Can Borrell es una de las masías dentro del Parc Natural de Collserola

Al cabo de un rato de andar ya hemos penetrado en la espesura del bosque dejando atrás la masía y el camino sigue paralelo a un pequeño riachuelo, la Riera de Sant Medir. Cuando nosotros fuimos por allí, a principios de marzo, había un poco de agua. No habremos superado ni la mitad del recorrido cuando nos podemos desviar por un momento y visitar la singular Ermita de Sant Adjutori. Es una edificación románica del s. IX con una forma cilíndrica muy curiosa. A pocos metros se pueden ver los restos de un horno ibérico.

Ermita de Sant Adjutori
Ermita de Sant Adjutori

Regresamos a la pista forestal que sigue la Vall de Gausac, y ahora queda la parte con más pendiente de toda la excursión, pero tampoco es nada del otro mundo. Cuando alcanzamos el desvío que lleva al restaurante Masia Can Jané estaremos ya muy muy cerca del objetivo final.

Fuente en Sant Medir
Fuente en Sant Medir

Un poquito más por la pista forestal y accedemos a la gran explanada llamada Pla del Miracle en la que se levanta la Ermita de Sant Medir. Es el momento de descansar un poco, comer un bocadillo, improvisar algunos juegos o saciar la sed en la Font del Miracle.

Ermita de Sant Medir

Fachada de la Ermita de Sant Medir
Fachada de la Ermita de Sant Medir

Se trata de una construcción de pequeñas dimensiones y de estilo románico, aunque ha sufrido diversas modificaciones. La Ermita de Sant Medir aparece mencionada en algunos escritos por allá el año 986 como una edificación perteneciente al Monasterio de Sant Cugat que por cierto os recomiendo mucho visitar el algún momento.

Detalle de la fachada en la Ermita de Sant Medir
Detalle de la fachada en la Ermita de Sant Medir

Cada año tiene lugar una romería hasta aquí que se celebra el 3 de marzo, el día de Sant Medir. Varias agrupaciones se congregan aquí, pasan el día y por la tarde bajan hasta Sant Cugat algunas, y las otras en dirección a Barcelona para repartir caramelos por las calles, principalmente en los barrios de Gràcia y también de Sarrià.

Otra perspectiva de la Ermita de Sant Medir
Otra perspectiva de la Ermita de Sant Medir

Detalles de la ruta y mapa de localización

Nosotros tardamos en hacer el recorrido de ida y vuelta unas 4 horas y pico, andando con mucha calma y haciendo paradas. Es una caminata de baja dificultad y que al transcurrir todo el trayecto por una pista en muy buen estado se puede hacer incluso con un cochecito. El único punto crítico sería al atravesar la riera (si lleva agua) en la parte final de la excursión. Aproximadamente hay 4 kms de distancia de ida y otros tantos de vuelta.

Momento de recuperar fuerzas en Pla del Miracle
Momento de recuperar fuerzas en Pla del Miracle

Hay una fuente de agua potable en la plaza Rotary Internacional y otra en la explanada de Sant Medir en la que llenar las cantimploras antes de regresar.

La ruta coincide con parte del trazado del GR6 que lleva desde Barcelona a la montaña de Montserrat.

¿Te vas a perder los próximos artículos de Viajares.es? Suscríbete ahora al blog. Te invito también a la página de Facebook de Viajares para seguir conversando sobre viajes con niños y los mejores destinos para ir en familia. También nos podemos encontrar en INSTAGRAM o en Twitter si prefieres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *