Embarcaciones en el puerto de Pedreña, Cantabria

Viaje a Cantabria – Santander y los tesoros repartidos por su bahía

En una visita por la capital de Cantabria te recomiendo un recorrido por su litoral bordeando la conocida Bahía de Santander parando en algunas de sus mejores atracciones. Encontrarás un ramillete de cosas que ver en Santander con niños que estoy seguro que os gustarán tanto como a nosotros.

El menú que te propongo para visitar la fachada marítima  de Santander pasa por el Museo Marítimo del Cantábrico, la playa del Sardinero, el Palacio de la Magdalena y la península del mismo nombre, una vuelta en pedreñera y finaliza en las playas de Loredo con un poco de acción. Por el camino, cualquier rincón del litoral, invita a detenerse y contemplar con calma el entorno tan privilegiado.  ¿Me acompañais?

El arenal que forma las playas de Loredo, Somos y El Puntal
El arenal que forma las playas de Loredo, Somos y El Puntal

1. Museo Marítimo del Cantábrico

Ya desde la misma entrada los peques quedarán alucinados al ver los impresionantes esqueletos de cetáceos que llenan el hall del Museo Marítimo del Cantábrico. Hablamos anteriormente de este centro a ras de mar, así que no me extenderé. Lo que sí que reitero que una visita con los peques al Museo Marítimo del Cantábrico no defrauda.

Dos esqueletos de ballenas presiden la entrada al Museo Marítimo del Cantábrico
Dos esqueletos de ballenas presiden la entrada al Museo Marítimo del Cantábrico

Si la visita se alarga y llega la hora del almuerzo, en el último piso del museo se encuentra un restaurante en el que reponer fuerzas, y que tiene unas espléndidas vistas sobre toda la Bahía de Santander.

2. Bahía de Santander en pedreñera

Uno de los barcos de Los Reginas atracado en Santander
Uno de los barcos de Los Reginas atracado en Santander

Una de las actividades que mejor permiten tomar conciencia del privilegiado entorno de la ciudad de Santander es montarte en una pedreñera que cruce la bahía hasta la orilla opuesta. ¿Pedreñera? Sí, este es el nombre popular que se le da a los barcos que cubren el servicio de orilla a orilla, en clara referencia a la localidad de Pedreña. Es el equivalente a lo que en Barcelona llamamos golondrina, y que realiza paseos por el puerto y las playas de la Villa Olímpica.

Este pequeño desplazamiento a bordo de una pedreñera por las aguas tranquilas de la bahía es una actividad que nos va a permitir tener las mejores perspectivas de la ciudad de Santander, y también de las localidades vecinas de Pedreña y Somo, y el final de la Ría de Cubas. Una de las compañías que opera el servicio de las excursiones en barco es la conocida como Los Reginas. La encontrarás en el paseo marítimo, al lado del Palacete del Embarcadero.

La fachada marítima de Santander desde la bahía
La fachada marítima de Santander desde la bahía

3. Palacio de la Magdalena

El Palacio de la Magdalena es otro punto interesante a visitar en la capital de Cantabria. El edificio se alza en un brazo de tierra que cierra la entrada a la bahía, justo en el lado opuesto de los arenales de El Puntal.

Península de la Magdalena
Península de la Magdalena | Fuente Palaciomagdalena.com

En esta pequeña península de cerca de 25 hectáreas llena de jardines encontraremos también el Parque Marino de la Magdalena y el Museo del Hombre y el Mar.

Bahía de Santander con el Palacio de la Magdalena al fondo
Bahía de Santander con el Palacio de la Magdalena al fondo

El Real Palacio de la Magdalena es uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad. Fue construido como regalo para los Reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia en 1912 con la idea que fuera su residencia de verano y de paso ejercer de imán para veraneantes de alt alcurnia. Después de varios usos y circunstancias históricas, el palacio fue rehabilitado en 1995 y en la actualidad se celebran allí reuniones de todo tipo y congresos. En los meses de verano se instala entre sus robustas paredes la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Parque Marino de la Magdalena

Parque Marino de la Magdalena
Parque Marino de la Magdalena

Es un recinto pequeñito, al lado del mismo Palacio de la Magdalena en el que los peques lo pasarán estupendamente bien observando las habilidades natatorias de un grupo de leones marinos, que son los grandes protagonistas del parque marino.

Leones marinos en el Parque Marino de la Magdalena
Leones marinos en el Parque Marino de la Magdalena

Con permiso de un grupo de pingüinos que también tienen su casa allí. De todas formas, si de ver animales se trata, lo mejor es acercarse hasta el Parque de la Naturaleza de Cabárceno. Es un sitio más que recomendable en un viaje por Cantabria.

Museo el Hombre y la Mar

Basta andar unos metros para pasar a observar el Museo El Hombre y el Mar. Consiste en un conjunto de naves históricas conocidas por sus hazañas náuticas.

Museo al aire libre El Hombre y la Mar
Museo al aire libre El Hombre y la Mar
Museo El Hombre y El Mar en Santander
Museo El Hombre y La Mar en Santander

4. Playa del Sardinero

Playa El Sardinero al amanecer
Playa El Sardinero al amanecer

La Playa del Sardinero y los alrededores forman un conjunto de tradición noble en la ciudad. La zona está llena de edificaciones más de tipo residencial y cierto aroma de clase alta, y también infraestructuras culturales y deportivas: el Palacio de Exposiciones y Congresos, el Palacio de Deportes y el campo en el que juega el Real Racing Club de Santander. Por aquí es fácil localizar alguno de los mejores hoteles de Santander.

La playa, que parece presidir el Casino del Sardinero, es muy bonita y extensa. Bueno, en realidad son dos playas. La Primera de El Sardinero y la Segunda de El Sardinero. Así se llaman. La nobleza y la burguesía pujante históricamente frecuentaba la primera. Vale la pena dar un buen paseo por los jardines que se encuentra en primera línea de mar o directamente dedicarse a las actividades playeras si el tiempo acompaña.

5. Surf en la playa de Loredo

De todos los puntos que quiero destacar de Santander el más activo es sin duda el siguiente. Se trata de practicar el surf en la cercana playa de Loredo. Nosotros tomamos unas clases muy divertidas allí mismo, toda la familia. No será ninguna sorpresa si revelo que los niños en un periquete se mantenían de pie en las tablas mientras que los adultos no demostramos tanta pericia. Tampoco si digo que pasamos un rato genial en el mar.

Surf en la playa de Loredo, Cantabria
Surf en la playa de Loredo, Cantabria

Viaje a Cantabria con niños

Queremos agradecer a la Oficina de Turismo de Cantabria las facilidades ofrecidas para poder realizar una estupenda ruta por Cantabria con los niños.

 

¿Te vas a perder los próximos artículos de Viajares.es? Suscríbete ahora al blog. Te invito también a la página de Facebook de Viajares para seguir conversando sobre viajes con niños y los mejores destinos para ir en familia. También nos podemos encontrar en INSTAGRAM o en Twitter si prefieres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *