Diversión infantil en el Aquarama de Kristiansand, Noruega

Un viaje a Noruega con niños tiene muchos alicientes. En su momento ya comenté las razones para escoger este destino del norte de Europa, y que sin duda una de las principales era reencontrarme con la familia que ahora vive allí. Tres niños, mis sobrinos, me esperaban para acompañarme a recorrer Kristiansand y pasar unos días estupendos. Ellos me enseñaron su ciudad de residencia y lo pasamos pipa haciendo excursiones y compartiendo la vida cotidiana de una familia ya casi se puede decir que medio noruega. No te extrañará que te diga que las jornadas pasaron volando y el momento de regresar fue algo penoso.

Lo pasamos genial conociendo Kristiansand y los alrededores de la ciudad, y uno de los días que más nos divertimos con los niños fue cuando nos fuimos a pasar una tarde entera en el Aquarama.

Exterior de las instalaciones de Aquarama  (Foto de Aquarama)

El Aquarama de Kristiansand es una de las mayores atracciones de la ciudad para los peques. El nombre ya te da bastantes pistas acerca de lo que se trata, pero te voy a explicar más detalles de este sitio.

En primer lugar decir que se encuentra situado en un lugar privilegiado de la ciudad, en primera linea de la costa, en el centro de la ciudad y a escasos metros de la playa. Un lugar excepcional sin duda para disfrutar de las instalaciones mientras gozamos de las vistas al exterior a través de los grandes cristales del recinto.

El Aquarama está ubicado enfrente de la playa

Aquarama es un gran centro recreacional que tiene varias áreas. Nosotros fuimos a lo que sería la piscina y parque acuático, pero también existe un gran gimnasio en una de sus plantas, spa, cafetería, tiendas y bastante zona exterior ajardinada. Me sorprendió mucho ya de entrada el diseño y decoración, muy cuidada en todos los puntos de las instalaciones, con mucha utilización de la madera. Vamos, lo que distingue al diseño nórdico.

Zona de baños y oleaje  (Foto de Aquarama)

Qué hacer en Kristiansand con niños

Una visita al Aquarama de Kristiansand es un plan que les encantará a los niños, seguro. Nosotros dedicamos una tarde entera a la parte acuática y fue genial. Recorrimos cada uno de los elementos que allí se ofrecen a los usuarios, y la verdad que son muchos. Desde las piscinas de apenas un palmo de agua para los más peques hasta la llamada Skagerak, donde se puede disfrutar de oleaje. Eso era de lo más divertido. ¡Olas de hasta un metro de altura dentro de la piscina! Y luego cambiaba el movimiento en plan centrifugado, con lo cual puedes girar y flotar arrastrado por la corriente. Hay también una especie de canal donde mediante chorros se genera una corriente y es estupendo, la verdad, pues si te dejas llevar das la vuelta a una buena parte del recinto. Ya os digo que lo probamos casi todo, incluso una pared de escalada, piscinas de agua caliente, hidromasajes, saunas y más.

A parte de las olas y las corrientes lo que nos gustó mucho fueron dos cosas más. La primera los megatoboganes que hay en las instalaciones. Nos tiramos un montón de veces intentando superar los registros de velocidad que aparecían en una pantalla, hasta que logramos establecer el récord del día. ¡Menuda juerga nos montamos!

Cafetería en la zona de baños infantiles  (Foto de Aquarama)

En plan más relajado, un segundo elemento a destacar según mis gustos es la piscina exterior. Desde allí y reclinado dentro del agua se podía observar la playa, el puerto, la isla de Odderøya y todo el entorno. Disfrutar de esta piscina exterior del Aquarama de Kristiansand en medio del invierno de Noruega tiene que ser la pera, con nieve y unos buenos grados bajo cero en la calle.

Hay más actividades para hacer en plan familiar en el sur de Noruega. A parte de explayarse recorriendo sus bonitos paisajes o caminar por el increíble litoral lleno de islotes, rocas y fiordos de todos los tamaños. Un poco más al este de Kristiansand se encuentra el Dyreparken, un gran parque que incluye zoo, parque acuático, un gran show de piratas y una gran lista de cosas más que lo lleva a ser , dicen, uno de lo sitios más visitados en familia de toda Noruega. No lo conozco así que ¡queda pendiente para el siguiente viaje a Noruega!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *