Change Your Flight

Vuelos más baratos y con amigos con la ayuda de servicios web

Cuando buscamos un billete de avión siempre esperamos dar con el vuelo más barato. Ese es el principal “problema” que aseguran resolver una gran variedad de aplicaciones y servicios que encontramos en internet. El importe de un vuelo es la cuestión principal hasta el punto de que es el elemento central de la publicidad. Pero hay otras cuestiones relativas a los viajes en avión que han dado pie a una seria de servicios o aplicaciones online peculiares.

Voy a enumerar algunos aquí con la esperanza que sean de tu interés.

Cambiar tu vuelo

Para empezar un servicio web que permite recuperar el dinero de los vuelos que no vamos a usar. El nombre, muy ilustrativo, es ChangeYourFlight. Me gusta la idea ya que se mueve en los resquicios de lo que se conoce como Yield Management. Y de alguna forma hace negocio intermediando entre  aerolíneas y pasajeros ofreciendo algo positivo para las dos partes. A ninguna compañía aérea le gusta volar con asientos vacíos que seguramente podría colocar de nuevo, y a un pasajero que con certeza sabe que no va a aprovechar su billete ¿qué mejor cosa que poder recuperar parte de su coste? La compañía, con sede en Barcelona,  ha sido reseñada por The Wall Street Journal como una de las start-up o empresas emergentes más prometedoras. El diseño de la web y toda la comunicación en general es excelente.

Change Your Flight

Buscadores humanos de vuelos baratos

Flightfox se presenta como un servicio para encontrar las mejores tarifas del mercado para tus vuelos gracias a un experto equipo de rastreadores humanos. Es decir que la búsqueda no se basa en un algoritmo más o menos refinado sino que especialistas en vuelos proporcionan resultados gracias a sus conocimientos y experiencia. ¿Y quiénes son los expertos? Pues en principio un grupo de entendidos que van a competir para ofrecer el vuelo más barato para tu reserva. Lo llaman crowd-sourced (or human-powered) flight search. No está pensado para vuelos baratos entre Barcelona y Palma de Mallorca, por ejemplo. Más bien para vuelos de largo alcance, con enlaces, y diversas posibilidades de rutas o escalas. En este tipo de viajes es cuando la herramienta parece que es más efectiva. Habrá que ver si se postula como competencia de compañías bien conocidadas como eDreams o KAYAK, que justamente estrena un renovado diseño de su buscador de viajes.

Flightfox - Buscador vuelos baratos

Elegir asiento y compañía afín

Hace tiempo que está disponible en Vueling el servicio de asiento Duo, que no significa que vas dos, sino que vuelas sin nadie al lado. Para los que son más sociables existen varias webs para tratar de conocer el compañero de vuelo. Lo llaman social flight seating. La idea es que si vas a volar durante 10 horas, por ejemplo, puedas tener la certeza de que la persona sentada a tu lado y tú tenéis ciertas afinidades y intereses compartidos.  Otra posibilidad es conocer de antemano los pasajeros de tu vuelo y así adivinar si hay algún conocido o amigo. Este sería el caso de Flyrtin, una empresa valenciana que conecta pasajeros del mismo avión, posibilitando el encuentro con gente afín y dando la posibilidad de entablar una amistad o relación. Por su parte la aerolínea KLM tiene la aplicación Meet & Seat, que permite ver los perfiles sociales (Facebook y Linkedin) de los pasajeros de tu vuelo.

KLM social flight seating Meet & Seat

Vuelos y equipajes

Otra web interesante es la de IflyBags, ya que te permite calcular las tarifas y posibles descuentos de varias compañías aéreas en relación a tu equipaje. Es una información interesante para conocer de antemano diversas posibilidades y ahorrar en tu vuelo, o por lo menos no llevarte una desagradable sorpresa.

Cambiar el vuelo que no vas a usar, nuevas formas de encontrar vuelos baratos, decidir o conocer al viajero del asiento de al lado (¿Un posible ligue?) y calcular el coste de tus maletas. Informaciones y servicios a tu alcance para volar mejor y más barato. ¿Conoces alguna otra aplicación o servicio que valga la pena? ¡Te animo a que lo compartas con el resto de lectores del blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *