Crucero Mediterráneo – La noche del cóctel de gala con el capitán

Cubierta del Crucero Costa Concordia
Cubierta del Crucero Costa Concordia

Uno de los momentos especiales cuando embarcas en un crucero es la cena de gala con el capitán del navío. En los papeles se anuncia como un gran evento abordo y estoy seguro que para muchos huéspedes es así. Un gran honor y satisfacción. Y la oportunidad de mostrarse. El evento viene anunciado en el periódico o folleto del barco. Vestimenta sugerida: Gala. Trajes, corbatas, vestidos largos, bolsos, pañuelos de mujer, zapatos brillantes, tacones. Sí sí tacones. Algo que en principio está prohibido y es peligrosísimo en la mayoría de barcos. Pero esto es un crucero amigos. Las familias pasean por las cubiertas y puentes, se hacen fotos, se miran entre sí con signos de aprobación. Las parejas se cogen satisfechas del brazo. Estamos listos para dirigirnos al Teatro Atene, puente 3 Belgio. Estamos preparados. El Capitán Massimo Garbarino tiene el placer de invitarles al Cóctel de Gala del Capitán del Crucero Costa Concordia.

Presentación de la Plana Mayor

Suena la música en el inmenso teatro. Las bandejas llenas de copas se van vaciando ordenadamente. Ahora toca la foto de rigor. Nadie nos ha dicho nada pero hemos visto como se detiene la pareja anterior, y con suaves indicaciones gestuales entendemos que es nuestro turno. Flash. El fotógrafo se despega de la cámara, que se inclina hacia abajo. Esto indica que ya está. ¿Por qué tantas fotos si todos llevan cámaras digitales?

Fotografías con el capitán

La conductora del acto anuncia la presencia de la Plana Mayor del navío. En la parte inferior del escenario, a la derecha, una fila de hombres vestidos de blanco aguardan. Aplausos. El Capitán sube a escena, pero ya es Comandante. Así lo presentan. Habla en italiano, inglés, francés, alemán y español. Va repitiendo su discurso. Ahora viene lo mejor. El Comandante va llamando a cada uno de sus subordinados. Rango y nombre. Por ejemplo. – ¡Con el cargo de Segundo Capitán, Adolfo Festa! Y la platea y las gradas aplauden a quien un día llegará a primer Capitán. Según ascienden al escenario unos y otros encajan las manos. Somos del segundo turno de la cena, o sea que dos horas antes han realizado la misma actuación. Qué talento sobre el escenario. Y estoy seguro que en la marina mercante nada de esto se aprende.

El brindis. Más aplausos, y ahora los huéspedes que deseen hacerse una foto con el Capitán podrán dirigirse al Grand Bar Berlino, puente 5 Italia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *