Bajo una cascada en Islandia

Emociones en Islandia: Blue Lagoon y cascada Seljalandsfoss

En un viaje a Islandia es relativamente sencillo vivir momentos emocionantes en contacto directo con la naturaleza, aprovechando la riqueza del paisaje y las manifestaciones de las fuerzas naturales más primarias que allí son tan comunes. Así no pasó a nosotros, y volvimos enamorados de este país nórdico. Los momentos singulares fueron muchos, pero voy a relatar dos de ellos a modo de ejemplo. Sortear la cascada de Seljalandsfoss  buscando un tesoro, y un baño super agradable en la que seguramente es la piscina más famosa del país: el Blue Lagoon.

Baño y relax con niños en el Blue Lagoon

La Laguna Azul o Blue Lagoon es una de las atracciones turísticas de Islandia más conocidas y también concurridas. Después de aterrizar en el Aeropuerto Internacional de Keflavík, verás el desvío que lleva hacia allí en tu trayecto hacia la ciudad de Reykjavík. Es muy fácil llegar y está claramente indicado.

Al igual que otras muchas piscinas de Islandia, en Blue Lagoon también se aprovechan las aguas termales fruto de la actividad volcánica, y se ha convertido con el tiempo en un gran espacio lúdico, ideal para un baño al aire libre haga el tiempo que haga.

Disfrutando de lo lindo en Blue Lagoon, Islandia
Disfrutando de lo lindo en Blue Lagoon, Islandia

En el balneario Blue Lagoon nadamos a nuestro antojo por la inmensa piscina exterior y nos embadurnamos con una pasta blanca que favorece la regeneración de la piel, uno de los alicientes extra de visitar el centro termal. A los peques les pusimos unos flotadores y nos lanzamos a gozar de un auténtico relax típico islandés. Puedes consultar las diferentes modalidades de tickets y tratamientos en Blue Lagoon aquí.

Buscando un tesoro detrás de la cascada de Seljalandsfoss

En la tierra de los trolls y las famosas sagas islandesas, imagina pasar por detrás de una cascada buscando un tesoro…

Atravesando la cascada de Seljalandsfoss en Islandia
Atravesando la cascada de Seljalandsfoss en Islandia

Le añadimos un poco de salsa cuando nos dirigimos a visitar la cascada de Seljalandsfoss. La hora y media de trayecto que separa este lugar de la capital, Reykjavík, dan para enrollarse todo lo que quieras en el coche con fabulaciones fantásticas. Cuando llegamos a nuestro destino los niños estaban más que convencidos que en la cascada se escondía, detrás de la cortina de agua, un fabulosos tesoro escondido miles de años atrás.

Protegidos de la cabeza a los pies con ropa impermeable procedimos a una detallada exploración de la cascada , y aunque no fuimos capaces de encontrar ningún tesoro, vivimos con gran emoción el rastreo de las rocas y todos los recovecos posibles. Y suerte que íbamos bien preparados, pues detrás de los 60 metros de agua en caída libre de Seljalandsfoss parecía que andábamos por el interior de una nube cargada de lluvia.

En el siguiente mapa podrás ver las marcas o localizaciones de algunos de los sitios que conocimos en nuestro viaje con los niños a Islandia; te será útil si buscas información sobre qué ver en Islandia.

Para terminar, no te pierdas los próximos artículos aquí en Viajares.es. ¡Suscríbete ahora!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *