Templo romano Maison Carrée

Viaje de un día a Nîmes, Francia – Anfiteatro Les Arénes y templo Maison Carrée

En La Provenza francesa los caprichos de la historia han querido que se conserven de forma excepcional dos grandes monumentos de la época romana. Hablo del anfiteatro romano conocido por Les Arénes y el templo de la Maisón Carrée. Son una auténtica joya del pasado romano al sur de Francia. Si estás pensando en una vista a Nîmes anota bien estas dos obras del ingenio romano en tu agenda viajera pues sería inexcusable no detenerse a contemplarlas un buen rato.

Qué ver en Nîmes, Francia

Esta pequeña ciudad de 150.000 habitantes en la región de Languedoc-Roussillon está llena de rincones preciosos aunque el legado de los romanos es tan magnífico que casi podríamos afirmar que eclipsa todo lo demás. No en vano a Nîmes se la llama la Roma francesa.

Destacan en la ciudad la Torre Magna, los Jardines de la Fuente, su catedral, pero en primer lugar sin duda el anfiteatro de Les Arénes y el fabuloso templo romano alzado en honor de Cayo César y Lucio César.

Anfiteatro Les Arénes de Nîmes

Anfiteatro Les Arénes de Nîmes
Anfiteatro Les Arénes de Nîmes, Francia

Vayamos al grano. Nada más descender del tren en la Gare de Nîmes, una estupenda avenida nos lleva de cabeza hasta el monumento principal de Nîmes pasando por la explanada Charles de Gaulle. Allí una pomposa fuente con alegorías referentes a los cauces de agua, riachuelos y ríos no logrará distraernos lo suficiente para desviar nuestros pasos hasta la gran obra romana. Estamos ante un edificio colosal de la época, capaz de albergar unos 25.000 espectadores, y a medida que nos acercamos podemos distinguir los sesenta tramos de fachada con sus correspondientes arcos. Les Arénes de Nîmes es un muestra evidente del poderío del imperio romano que tenemos la suerte de poder disfrutar en un excelente estado de conservación.

Fachada de Les Arénes
Fachada del anfiteatro Les Arénes

Es muy llamativa la sensación que uno tiene al acceder a las gradas del recinto por primera vez, pues desde fuera del edificio o incluso recorriendo las galerías, pasillos y vomitorios de la estructura, es imposible intuir la majestuosidad y amplitud del espacio escénico interior. Y desde las treinta y pico gradas, que se organizaban según la categoría social, la visibilidad es excelente.

Al recorrer el interior de Las Arenas de Nimes se aprecia la buena técnica de construcción romana en el primer siglo de nuestra era, y algunos paneles explicativos nos revelan detalles singulares de los trabajos constructivos.

Pero lo mejor es que el buen estado del edificio parece que impele a nuestra imaginación a colocar rápidamente en la arena del circo a gladiadores y combatientes de tierras lejanas a luchar jaleados por el gentío que ocupa sus localidades esperando ver un emocionante show. O a fieras que luchan entre ellas a muerte, animales nunca antes vistos en el sur de Europa. Por lo que sabemos hoy en día en la programación de Les Arénes también había escenas truculentas (más todavía que las anteriores) como castigos a base de amputaciones o ejecuciones. Afortunadamente las distracciones hoy en día son de otro calibre y la ciudad echa mano del recinto para actuaciones culturales, conciertos y eventos. Y corridas de toros, de las que están muy orgullosos en Nîmes.

Templo La Maison Carrée

Cuando después de callejear por las calles del centro apareces en la gran plaza que alberga el templo romano te tienes que frotar los ojos. El edificio se muestra tan entero y bien conservado que parece irreal, un engaño, un trampantojo en una pared. Pero tras rodear el edificio por sus cuatro costados hay que rendirse a la evidencia. La visita a la Maison Carrée te deja sin habla.

Templo romano Maison Carrée
Templo romano Maison Carrée

A lo largo de la historia los usos que se le ha dado al edificio han sido de lo más diversos pero por suerte ha llegado intacto hasta nuestros días. Sabemos que desde la Edad Media fue utilizado de las maneras más diversas; ayuntamiento, iglesia, centro de los archivos de Gard, y hasta como establo y caballeriza. Cada uso ha dejado sus huellas en la piedra. Finalmente en 1840 al ser declarado monumento histórico de Francia, su integridad quedó totalmente garantizada. Diferentes trabajos de restauración hacen que sus piedras milenarias luzcan bien limpias y resplandecientes, más todavía si lo comparamos con el anfiteatro.

Las columnas de estilo corintio que se alzan sobre una base elevada en la plaza le dan un aspecto grácil y muy esbelto al templo, que parece mucho más ligero de lo que razonablemente debería. Todo el conjunto se presenta con unas proporciones bien harmoniosas que sis duda son premeditadas.

En la misma plaza (Place de la Maison Carrée) el arquitecto Norman Foster proyectó el edificio del centro de arte de la ciudad, llamado Carré d’Art. El templo romano y la fachada acristalada de Foster establecen un diálogo constante que resultará muy interesante a todos los amantes de la arquitectura que visiten la ciudad.

El centro de arte Carré d'Art del arquitecto Foster
El centro de arte Carré d’Art del arquitecto Foster

El escudo de la ciudad de Nîmes

Llama poderosamente la atención encontrar por todos los rincones de la ciudad la representación de un cocodrilo. Tiene su explicación, pero debemos remontarnos hasta el año 31 aC. Fue entonces que Octavio derrota a Antonio y Cleopatra y se asegura el dominio del Imperio. En una moneda acuñada en esa época aparece una imagen que conmemora la efeméride con un cocodrilo encadenado a una palmera coronada de laureles simbolizando al Egipto vencido y derrotado. Con el tiempo esta representación ha venido a simbolizar la ciudad a modo de escudo.

Un cocodrilo atado a una palmera es el escudo de Nîmes
Un cocodrilo atado a una palmera es el escudo de Nîmes

Por eso no te extrañe la abundancia de reptiles que puedes observar en una ciudad del sur de Europa. Si visitas Nîmes entra en el ayuntamiento, y te tendrás que frotar los ojos. Allí suspendidos en el aire, coronando la escalera de l’Hôtel de la Ville, hay nada más que 4 hermosos ejemplares de cocodrilo que parecen volar. ¡Toda una singularidad!

Cocodrilos en la Grand escalier de l'Hotel de ville
Cocodrilos en la Grand escalier de l’Hotel de ville

Visita Nîmes romana, horario y precios

Si estás pensando en conocer las tres principales monumentos del legado romano en Nimes (anfiteatro, Maison Carrée y Torre Magna) te interesará saber que puedes sacar un pase que incluye las tres atracciones turísticas.

  • Pase “Nîmes romaine” (Amphitheatre + Maison Carrée + Tour Magne): Coste: 12€ y 8€ para niños de 7 a 17 años.
  • Entrada al Amphitheatre con audioguía: Coste: 10€ y 8€ para peques.
  • Entrada a Maison Carrée con film en 3D. Coste: 6€ y 5€ para peques.
  • Entrada a Tour Magne. Coste: 3,5€ y 3€ para peques.

Existe una oferta interesante para los que visiten Nimes con niños y les interese el pase “Nîmes romaine”. Si dos adultos y un niño compran entrada, el segundo niño tiene pase gratis.

Para más detalles de horarios de los monumentos de Nîmes y tarifas consulta el siguiente enlace.

Viajar a Nîmes en tren de alta velocidad

Una forma muy cómoda de viajar a Nîmes es en el tren de alta velocidad que operan de forma coordinada la compañía Renfe y la francesa SNCF. Desde la ciudad de Barcelona se tarda una tres horas en el convoy que tiene como destino final la capital francesa, París. Antes de descender en Nîmes pasamos por interesantes ciudades como Montpellier, Narbonne o Perpiñán.

En nuestro viaje familiar a Toulouse ya comprobé lo agradable y confortable que es este tren en el que puedes montarte hasta dos minutos antes de su salida en la estación de Sants de Barcelona. Los controles de acceso no roban nada de tiempo y cuando llegas a tu destino desciendes en el centro de la ciudad. Voilá, que dicen en el país vecino. Más fácil imposible.

Galería del viaje de Nîmes, Francia

Qué ver en Nîmes. Mapa de situación

Viaje a Nîmes

Gracias a la Oficina de Turismo de Nîmes y a Renfe SNFC por las facilidades ofrecidas para la preparación de este artículo. Gracias a Tryptic Comunicación.

Sigue a Viajares en Facebook, Twitter e Instagram.

4 comentarios en “Viaje de un día a Nîmes, Francia – Anfiteatro Les Arénes y templo Maison Carrée

  1. Muchas gracias al autor de este informe de un viaje a Nîmes.). Le agradé a Vd mi ciudad y éso me gusta mucho. Pero en su païs también se puede visitar espléndidos monumentes.
    Cordialmente.

    1. Muchas Gracias Lili de Tessan por el comentario. Efectivamente conocer la ciudad de Nîmes resultó muy agradable y sorprendente.
      Bienvenida al blog de “Viajares”

  2. Nunca he estado en Francia, y de hecho no sabría por dónde empezar, así que agradezco un artículo como éste. ¡Gracias por compartir toda esta información, ahora me apetece muchísimo ir a Nimes!
    ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *