actividades-infantiles-argeles-gazost-altos-pirineos-francia

Niños saltando de árbol en árbol en los Altos Pirineos

Con la llegada del verano y el calorcito las actividades en la alta montaña en el Pirineo cambian totalmente de tercio. La nieve deja paso en los prados a vigorosas hierbas y florecillas que los insectos se afanan en visitar. Ya no hay manera de esquiar, obviamente, pero se abren un sinfín de nuevas posibilidades de ocio, como pudimos comprobar cuando nos fuimos toda la familia a conocer los Altos Pirineos, en concreto el valle de Argeles Gazost en Francia.

Muy cerca de la localidad de Cauterets, en pleno valle, programamos una actividad totalmente destinada a los críos. Ellos estaban muy emocionados de saber que saltarían de árbol en árbol y que vivirían una tarde súper emocionante. Llegamos al sitio de actividades de montaña Les Alias y allí nos esperaba el dueño, Albert. Los peques se pusieron en fila y pronto los fue equipando para pasar una tarde de aventuras con arneses de seguridad y el preceptivo casco. Sin salir de la recepción ya se les veía excitados y muy ilusionados vestidos con todo aquello.

Los niños disfrutando con la tirolina

Adrenalina infantil a tope en los Altos Pirineos

Realizaron una breve formación de seguridad para conocer la manera de moverse entre los cables de seguridad y como debían cambiar los grilletes de un sitio a otro y seguir en todo momento atados. La verdad que lo pillaron en un plis plas, pues atendieron las explicaciones sin pestañear, y sin más dilación nos trasladamos a la zona de las tirolinas infantiles y las acrobacias.

Saltando de árbol en árbol en Cauterets

Enseguida los niños empezaron con un recorrido súper divertido entre los árboles llenos de pruebas trepidantes. Les encantó deslizarse en tirolina para aterrizar en una especie de red a toda velocidad, un monopatín enganchado a un cable les permitía hacer airskate a un metro del suelo y después vino el momentazo de cruzar un puente colgante realizado con troncos. Cada uno a su ritmo lo vivieron con máxima intensidad y muy concentrados. Bueno, en la tirolina no tanto; pues allí gritaban de emoción colgados en el aire. ¡Adrenalina a tope!

Concentración, equilibrio, flexibilidad, energía y determinación infantil

Los más pequeños también pueden disfrutar con seguridad

Estábamos todos tan absortos en la actividad que apenas prestamos atención al cielo y no supimos anticipar lo que se avecinaba. Hacía una tarde más bien calurosa, pero la cosa mudó rapidamente y unas nubes bien espesas y oscuras taponaron el techo del valle. Al cabo de pocos minutos unos gotarrones grandotes y fríos empezaron a caer sobre el campo de juegos. Eran el anticipo de una lluvia torrencial, la típica tormenta de verano en la alta montaña. Primero los críos dijeron que no, que no se detendrían por cuatro gotas, pero al final tuvimos que correr a toda velocidad a protegernos para no quedar literalmente empapados de la cabeza a los pies. El chubasco nos cortó el rollo cuando lo estábamos pasando pipa, y aunque la carrera para volver hasta la recepción la hicimos entre risas y pequeños piques, nos quedamos un poco tristes por tener que abortar una tarde tan especial de juegos.

Pero por suerte Albert nos invitó a volver el día siguiente para completar todo el recorrido si el tiempo acompañaba. Y así fue que después de descansar y llenos de energía tras tomar un buen desayuno regresamos a Activites Montange des Alias con una sonrisa en la cara y los peques dispuestos a darlo todo. El tiempo, perfecto.

Esta vez los niños ya sabían de qué iba la cosa, y puedo decir que se entregaron con doble pasión a sus actividades infantiles. Daba gusto ver lo felices y contentos que estaban. Albert, el encargado, se fue a trabajar a unos campos cercanos y nos quedamos a nuestro libre albedrío gozando de una mañana estupenda de aventura y acrobacias arbóreas.

Actividades de montaña Des Alias, Cauterets

Más actividades veraniegas en los Altos Pirineos de Francia

Decía al principio que cuando se acaba el esquiar y llega el verano a los prados pirenaicos florecen un montón de actividades. En una ocasión anterior en Francia disfruté de un viaje a los Altos Pirineos, en la misma zona de Francia, y me lancé en parapente en la Val du Louron. Fue mi primera vez y no creo que lo vuelva a repetir ya que me impresionó mucho, pero al resto de compañeros de viaje les encantó la experiencia. Vale la pena probarlo, al menos una vez en la vida.

Volando en parapente sobre el valle de Louron

También lo pasamos genial por caminos y prados con una bicicleta especialmente adaptada para descensos en la montaña. El invento se llama trottinette y es una mezcla de bici y patinete que no lleva pedales ni asiento, pero sí unas buenas ruedas y un par de frenos que te recomiendo comprobar. Bajamos desde la estación de esquí de Peyragudes hasta el pueblo de Loudenvielle en un recorrido precioso. Desde las montañas hasta tocar el precioso lago de Génos-Loudenvielle, con un desnivel de cerca de 600 metros.

Y otra actividad al aire libre de ejemplo lo tienes en el sitio Vertige de l’Adour. Aquí encontramos una cascada y un barranco lleno de cables que lo cruzan para realizar prácticas del estilo de vías ferratas y escalada. El lugar es precioso y un buen campo de entrenamiento si te gusta estar colgado y trepar igual que una araña.

A parte de las excursiones y caminatas para gozar de los tremendos paisajes de los Altos Pirineos, la región ofrece un montón de actividades al aire libre que les encantarán a tus hijos y que al atardecer los va a dejar fritos y planos en la cama.

2 comentarios en “Niños saltando de árbol en árbol en los Altos Pirineos

  1. Hola, vamos a viajar a los altos pirineos este verano en agosto y nos ha encantado tu pagina , nos ha interesado mucho la actividad de tirolinas entre arboles para los peques , pero no hemos podido encontrarla por internet, es necesario reservar con antelacion o se puede hacer en el momento?

    gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *