mercado-amposta-pescado

5 mercados mediterráneos que hemos visitado en familia

Siempre que podemos y surge la ocasión de visitar un mercado lo hacemos con mucho gusto. No hay nada mejor para conocer las particularidades gastronómicas del lugar en el que estamos, y es una oportunidad fantástica para descubrir algo nuevo, entablar una conversación o simplemente dar un paseo bien entretenido. Visitar un mercado con los niños es a la vez una clase de ciencias naturales que discurre en directo. Por otro lado, con los peques es más sencillo romper el hielo y enrollarse con la gente preguntando cualquier cosa que ellos quieren conocer. Su curiosidad no tiene límites, igual que su suerte, pues siempre acaban siendo invitados a catar frutas, un trocito de queso o embutidos. Visitar con ellos los mercados y ver productos frescos hace más sencillo cocinar nuevos platos en casa o ampliar el registro de sabores y nuevas comidas.

Aquí os cuento un apunte de cinco mercados mediterráneos que hemos visitado en familia y que nos han gustado. ¿Nos acompañas?

Mercado de Amposta

mercado-amposta

Cuando lo visitamos con los peques a principios de junio compramos una fruta que estaba riquísima. Albaricoques, cerezas, melocotones súper dulces y a muy buen precio, sandías, peras… Además pudimos probar la mercancía antes de comprar, y los peques de la casa dieron su asentimiento. En el interior los puestos de pescado ocupan la parte central y tenían una pinta genial, con una gran variedad de especies y marisco. Un lujo para los ojos curiosos de los niños. Nos gustaron mucho las vidrieras que filtran la luz en la parte más elevada del edificio, ya que representaban animales típicos de la zona con mucho colorido. Si no recuerdo mal, los martes hay mercadillo en la zona exterior.

Al acabar la compra, nos tomamos una caña en una terraza, mientras el resto de la familia pegaba saltos a un castillo hinchable de acceso libre plantado delante de la puerta principal. ¡Así que todos contentos!

Mercado de Sant Andreu, Barcelona

mercado-sant-andreu

mercado-sant-andreu-exterior

Me encanta este mercado de Barcelona ya que está rodeado de edificios porticados y tiene unas dimensiones, un tamaño ideal, para ser un mercado de aire familiar, muy de barrio. Seguramente no es de los mercados más concurridos de la ciudad pero por su enclavamiento es muy interesante por la vitalidad de la zona de Sant Andreu. Es un mercado de barrio en mayúsculas, donde los vecinos se saludan, conversan, sin paradas para turistas ni zumos de colorines brillantes. Este es precisamente su encanto.

Mercado de Vinaròs

mercado-vinaros

De este mercado hay que destacar su edificio de hierro de estilo modernista, remodelado hace pocos años. Es realmente una preciosidad en toda regla. Puedes ver en la fotografía anterior que  justo delante hay un parque infantil, así que tendrás que negociar con los peques de la casa el tiempo que dedicamos al mercado o a los juegos 🙂 Entre los productos expuestos a la venda no puedo dejar de mencionar los famosos langostinos de la zona que lucían estupendamente en las paradas de pescado.

A escasos metros del mercado se encuentra la playa y la oficina de turismo de Vinaròs. Merece la pena acercarse a conocer Vinaròs para conocer el mercado y caminar por el pueblo admirando los edificios antiguos de estilo modernista, o la imponente Iglesia Archiprestal.

Mercado de Benicarló

mercado-benicarlo

En lo alto de la fachada del edificio que alberga el mercado de Benicarló se puede leer un cartel que alude a la denominación de origen de la alcachofa que podemos comprar aquí. Es este un mercado de gran vitalidad y que el sábado se llena de paradas en el exterior. Puedes encontrar puestos con embutidos y aceitunas, fruterías y hasta un puesto de aves domésticas había, y claro, los niños dieron un buen rato la lata pidiendo comprar un pequeño pato. ¿Os imagináis? !Solo nos falta una ave palmípeda en casa!

Nos mezclamos entre la gente y casi sin quererlo acabamos comprando más de lo que en principio teníamos pensado, pero es que se nos iban los ojos, y los precios, comparando con los que estamos acostumbrados en Barcelona, mucho mejores. ¡Volveremos!

Mercado de Girona en el Parc de la Devesa

mercado-girona

mercado-girona-devesaDisfrutamos de un fin de semana con los niños en Girona, y no dejamos pasar la ocasión de acercarnos a dar una vuelta por el parque de mayor extensión de la ciudad, el Parc de la Devesa. Nos llevamos una grata sorpresa, pues no sabíamos que encontraríamos un estupendo mercado al aire libre. Dedicamos un par de horas bien entretenidas curioseando entre las hileras inacabables de puestos ambulantes. Fruta, verdura, embutidos, aceitunas, plantas, ropa, calzado, y todo clase de artículos que te puedas imaginar estaban allí. No pudimos evitar cargar nuestras mochilas con género que los peques de la casa devoraron.

La próxima vez que volvamos a Girona en familia seguro que repetimos la experiencia.

Otros mercados interesantes

Si eres tan amante de los mercados y mercadillos como nosotros, te invito a conocer algunos otros de los que hablado anteriormente que estoy seguro que te gustarán.

 

2 comentarios en “5 mercados mediterráneos que hemos visitado en familia

  1. En tu lista no puede faltar por mucho tiempo el Mercado Central de Valencia, precioso por su arquitectura modernista, de los más grandes de Europa, con cerca de 1000 puestos y una zona dedicada en exclusiva al pescado y marisco!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *