El cerdo, el chupete y el polo – Grafitis en Barcelona

Últimamente cuando voy por mi ciudad paseando, o sea caminando por Barcelona, y en especial por mi barrio, me fijo en los grafitis que van apareciendo. Hace un tiempo que he detectado la presencia de un cerdito pintado y desde entonces no paro de verlo cada vez más. Siento curiosidad. Así es que escaneo las calles fijándome en los muros y mobiliario urbano por si de repente hay una pintada nueva.

El cerdito me gusta y tengo mis propias teorías sobre su significado, si es que tiene alguno. ¡La simbología ligada al cerdo es tan rica! San Martín, la evidente semejanza biológica con el hombre, la suciedad, el cerdito de las huchas, la vulgaridad, son algunas referencias evidentes. El tocino que vengo observando normalmente se presenta en color rosa con el contorno negro aunque hay otras variantes que he fotografiado repetidamente. Su cara es la de un cerdo feliz, rollizo y algo burlón. He preguntado sobre su autoría y nadie sabe decirme nada. Incluso consulté a un experto en grafitis como Chordi, que mantiene un interesante blog sobre el tema grafitero en Barcelona, por si lo tenía localizado en su radar. Por cierto que os recomiendo su web si el arte callejero en la Ciudad Condal os interesa. Sobre el puerco no he sacado nada en claro por ahora.

Un cerdo rollizo y burlón
Un cerdo rollizo y burlón

Mis hijos y yo seguimos con los ojos muy abiertos, a la caza de nuevos cerditos, y la verdad que uso esto para que mantengan una mirada atenta sobre lo que nos rodea. El paisaje urbano cotidiano tiende a desaparecer totalmente de nuestras retinas pero puede que esconda pequeños tesoros por descubrir. Así es que en nuestros planes por Barcelona hemos añadido la caza de dibujos que nos gusten.

Hay otros dibujos en las calles de Barcelona que se repiten una y otra vez, siempre la misma imagen. Algunos han adquirido cierta notoriedad a lo largo del tiempo y estoy seguro que los habrás visto tú también en algún viaje a Barcelona, pues aparecen en cualquier rincón o barrio de la capital de Cataluña. Uno es el chupete negro y el otro es el dibujo de un polo, de un helado con un mordisco. Son dos ejemplos de arte urbano, o de vandalismo, según opinan algunos. Yo me inclino totalmente por la primera visión, aunque con algunos matices, como tantos hay en muchas cuestiones.

Un ejemplo doble de Xupet Negre
Un ejemplo doble de Xupet Negre
Señor Polo o Onergizer
Una pieza de Konair, Señor Polo o Onergizer

Los grafitis en Barcelona alegran la vista y dan carácter a algunas zonas, hasta el punto de convertirse en atractivos turísticos. ¿Sabías que ya hay montadas rutas de grafitis por el centro de Barcelona?

Del chupete negro puedes conocer su historia entrando en la web de xupet negre (en catalán) y saber todos los detalles. Del polo me comentó Chordi que su autor es Konair, llamado también Sr. Polo, o Onergizer. Frente a estos dibujos que trascienden por saturación (siempre la misma imagen repetida en mil sitios de la urbe) hay otro tipo de obras más singulares, con unos acabados y técnica espectaculares. De los autores que más me gustan destaco C215 – Christian Guémy, aunque debo admitir que no estoy para nada al día de este mundillo. Pero me pasa como cuando descubres algo, una nueva palabra, un grupo musical, que luego no paras de tropezarte con ello cada dos por tres.

Ahora ando intrigado con el grafiti del cerdo que antes os comentaba, así que si tienes información al respecto soy todo oídos. ¿Te gustan los grafitis? ¿Tienes algún autor favorito?

 

18 comentarios en “El cerdo, el chupete y el polo – Grafitis en Barcelona

  1. Hola!!
    Muy chulo el blog. A mí me gusta mucho un grafitero de Barcelona que se llama Debens (www.deliriumdebens.com) y su insignia era la silla hace unos añitos… Ahora está exponiendo en Barcelona: http://www.galeriasenda.com/index1.php
    Y se debate estos días precisamente si el graffiti puede entrar en las galerías y ser considerado arte… interesante…

    Un saludo cordial! 🙂

    1. Hola Helena,
      Gracias por tu apunte. El otro día miraba el documental “Las calles hablan” y salían piezas suyas.
      Con respecto al tema de si el grafiti es arte, me hace pensar cuando algunos decían que el rap no era música 🙂
      ¡Bienvenida al blog!

    1. Hay mucho talento esparcido por las paredes de las ciudades, y ganas de decir cosas e interpelar a la gente.
      Muchas gracias Alícia por el comentario. Salut! 🙂

    1. Hola David 🙂
      Pues tienes una buena galería de cerditos, eh? ¡Me encanta!
      Por cierto que hay un cerdo bien distinto, incluso con firma..

      Curioso, no?

      Gracias por pasarte por aquí a dejar tu comentario!

  2. Hola !!! Soy nueva en la búsqueda del CERDITO en Bcn..
    De SArrià se ha extendido a LES CORTS i Eixample..

    habéis podido averiguar algo sobre el autor ???

    Gracias

    EE

    1. Hola Elvira. Poca cosa más te puedo decir del Porket, no tengo novedades… Si tú te enteras te agradecería que me avises.
      Gracias por el comentario y bienvenida al blog 🙂

  3. Muy enriquecedor enseñar a niños pequeños que un cerdo malpintado en una pared o en un cierre de una tienda o, como acabo de ver, en las rocas de un acantilado de Palamos, es bonito y entretenido de buscar. Muy bien. Ahora os animo a llevar a las criaturas a ver los botellones a la luz de la luna de la playa. Bien visto, también es arte.

    1. La definición de lo que es arte o no, y las enseñanzas que enriquecen, o no, a los peques pueden llegar a generar debates y discusiones inacabables. Gracias por tu comentario Robledomaster.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *