Marina d’Or, ciudad de vacaciones y paraíso para niños

Marina d’Or es de esos sitios algo especiales o misteriosos de los que todo el mundo ha oído hablar, o recuerdan sus anuncios pero muchos menos han visitado. Yo he tenido la oportunidad de pasar unos días allí en familia invitado por el complejo vacacional. Tenía mucho interés en visitar con niños a Marina d’Or para tomar el pulso al sitio y hacerme una idea propia de lo que serían unas vacaciones en familia en este enclave de Oropesa del Mar, en la provincia de Castellón.

Vistas desde la séptima planta del Hotel Balneario
Vistas desde la séptima planta del Hotel Balneario
Escultura a la entrada de Marina d'Or
Escultura a la entrada de Marina d’Or

Desde el primer momento que entablé contacto con la organización constaté la gran cantidad de oferta de entretenimiento y de todo tipo de ocio que hay disponible en Marina d’Or. Y es algo que in situ hemos hemos podido corroborar. Es alucinante la abundancia de atracciones sobretodo enfocadas al público infantil, a los niños. Los más pequeños de la familia son los reyes en Marina d’Or y casi todo gira entorno a su satisfacción y alegría. Y es que unas vacaciones con niños en las que ellos se lo pasan pipa significa que toda la familia está a gusto y pasándolo bien. En este sentido no te extrañará encontrarte con valla publicitarias que rezan, Marina d’Or, el paraíso de los niños. Puede bien ser así.

Hotel Balneario *****

Nos alojamos en el Hotel de cinco estrellas Balneario por dos noches, ocupando dos inmensas habitaciones de la séptima planta. Ya os podéis imaginar las vistas sobre el Mediterráneo y los alrededores desde esa altura. Pero eso no es lo mejor sino, entre otras cosas, poder meterte dentro de un mullido albornoz y bajar directamente a la tercera planta para disfrutar de las instalaciones del balneario sin tener que salir del hotel. Y cuando ya estás satisfecho de burbujitas y chorrillos de agua relajante pues subes tal cual a la habitación. Los niños alucinaron y se pusieron muy contentos al ver que sus albornoces y zapatillas eran acordes a su talla. Un buen detalle sin duda.

En el recorrido por los diferentes rincones y tratamientos disfrutaron de lo lindo y fue imposible salir de allí sin haber probado todos y cada uno de los rincones, hidromasajes y piscinas. Y la segunda vez que pasaron por el balneario además hacían de cicerones. Y es que el pequeño de la casa, al no tener más de tres años, no pudo entrar y se quedó con los papis alternativamente. Eso dio pie a los dos mayores a hacer de embajadores y explicar a su manera los beneficios y sobretodo las posibilidades de diversión que ofrecía cada zona del balneario, ya fuera la interior o la parte que da al aire libre.

Iluminación nocturna en Marina d'Or
Iluminación nocturna en Marina d’Or
Preparados para bajar a la planta del balneario
Preparados para bajar a la planta del balneario
Balneario
El gran Balneario

Parque acuático Marina d’Or

Uno de los momentos más emocionantes de los niños en Marina d’Or fue toda la mañana que dedicamos al parque acuático. Está divido en dos zonas que se corresponden un poco al tipo de edades infantiles y sus juegos. Nosotros pasamos más tiempo en el de los mayores, probando cada rincón y cada propuesta recreativa. De lo más divertido fue una vuelta con una especie de barca redonda hinchable, los cinco, por un recorrido que circunvalaba el parque. Poco a poco la corriente nos iba desplazando y dejábamos atrás “peligros” acuáticos, cascadas y momentos divertidos.

También nos gustó una especie de cubo gigante que al llenarse volcaba y desparramaba todo el agua desde una altura de aproximadamente unos cuatro metros. Y eso sin despreciar las atracciones top, que son dos enormes toboganes. Uno muy parecido al del crucero Norwegian Epic que hace poco explicaba. El otro con una bajada recta que al final proporcionaba un impacto con el agua impresionante. Había también otro tobogán gracioso en el que podías bajar en pareja. Para ello tenías que usar unos flotadores en forma de ocho y decidir si ir delante o detrás en el descenso. Esa atracción para un adulto y un peque es genial.

Tobogán Parque Acuático
Tobogán Parque Acuático

Jardín Encantado

En el Jardín Encantado se celebra un breve espectáculo teatral lleno de acrobacias, saltos y emoción. Es un show sin texto, lleno de mímica pero que te gustaría que fuera algo más extenso. Sentados en el suelo, en la primera fila para no perder detalle mis hijos lo disfrutaron de lo lindo viendo las evoluciones acrobáticas de los artistas. El Jardín Encantado ocupa un pabellón en el que se han dispuesto toda una serie de reproducciones de animales mágicos y árboles que hablan con los niños. Incluso alguno puede que te conceda un deseo.

Árbol gigante del Jardín Encantado
Árbol gigante del Jardín Encantado
Paseando por el Jardín Encantado
Paseando por el Jardín Encantado

Alojamiento en Marina d’Or

La opciones de alojamiento disponibles en Marina d’Or varían entre diferentes categorías de hoteles y también de apartamentos. Nosotros probamos el Hotel Balneario Marina d’Or 5*, pero hay más hoteles: Hotel Marina d’Or Playa 4*, Hotel Gran Duque 4* y Hotel Marina d’Or 3*, todos ellos muy próximos entre sí. Por lo que refiere a los apartamentos, los hay con opción de multiservicio o sólo con alojamiento.

Hoteles en Marina d'Or
Hoteles en Marina d’Or
Playa en Marina d'Or
Playa en Marina d’Or
Cartel de despedida
Cartel de despedida

En Marina d’Or hay todavía mucho más. Parque Aventura, con atracciones y una tematización selvática con dinosaurios, Mundo Fantasía, que es el mayor parque infantil de la Comunidad Valenciana, ludoteca, Peque Mundo, y todavía mucho más. Realmente uno pierde la cuenta de todas las atracciones y propuestas de ocio a su alcance. Nosotros pasamos un fin de semana con los niños disfrutando a tope a orillas del Mediterráneo aunque nos inclinamos más por otro tipo de turismo familiar.

Marina d’Or ha invitado a varios bloggers de viaje para dar a conocer su propuesta de ciudad de vacaciones en los últimos meses. Casualmente durante nuestra estancia tuvimos el placer de coincidir con dos familias viajeras, que también han dejado plasmadas sus impresiones en los respectivos blogs. Así pues podrás leer lo que opinan de su paso por Marina d’Or en unas circunstancias similares. Ellos son Mi baúl de blogs (El balneario de Marina d’Or) y Somos viajeros (Vacaciones en familia con niños en Marina d’Or).

¿Has oído hablar antes de Marina d’Or? ¿Te gustaría pasar unas vacaciones en familia allí?

2 comentarios en “Marina d’Or, ciudad de vacaciones y paraíso para niños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *