Excursiones en familia cerca del Monasterio de Poblet, Tarragona

En nuestra escapada familiar en L’Espluga de Francolí realizamos un par de excursiones muy sencillas y agradables en medio de bonitos bosques. Y es que el paisaje que rodea Poblet está catalogado y protegido bajo la denominación de Paraje Natural de Interés Nacional por su belleza y singularidad. Desde nuestro alojamiento en el Hotel Villa Engracia no se tarda ni 20 minutos en llegar a este par de sitios que explico a continuación. En el primer caso se puede acceder andando mientras que para llegar a la Vall de Castellfollit, la segunda excursión que os explico a continuación, es casi mejor ir en coche. Toda esta zona está llena de atractivos singulares y grandes aventuras para los niños. Por ejemplo en el mismo pueblo de L’Espluga de Francolí puedes adentrarte en el interior de una cueva que fue el hogar de nuestros antepasados en la prehistoria.

El río Francolí
El río Francolí muy cerca de su nacimiento

Grandes vistas desde el Mirador de la Pena

Desde el hotel para niños mencionado anteriormente andamos cinco minutos en dirección al Monasterio de Poblet y llegaremos al Barranco de la Pena. Está bien señalizado así que es casi imposible que pases de largo. Un poquito más allá empieza un camino ascendente que te lleva a un fantástico mirador. En este punto elevado las vistas son increíbles sobre el conjunto del Monasterio de Poblet y toda la comarca de la Conca de Barberà. Es un sitio espectacular a última hora de la tarde en un día claro, y además podremos escuchar el tañido de las campanas del monasterio recorrer todos sus dominios hasta que su sonido se apaga en el horizonte. A nuestra espalda quedan las primeras estribaciones de las Montañas de Prades que también son muy atractivas.

Monestir de Poblet desde el mirador
Monestir de Poblet desde el mirador
Orugas que encontramos en nuestro paseo
Orugas que encontramos en nuestro paseo
Monasterio de Poblet desde el bosque
Monasterio de Poblet desde el bosque

Excursión familiar a la Vall de Castellfollit

Para llegar a la Vall de Castellfollit tomamos como referencia el monasterio. Lo dejamos atrás tomando la carretera (T-700) en dirección a Riudabella y Vilanova de Prades. No pasa nada de tiempo hasta que a mano izquierda veremos una gran cruz de madera sobre una base de piedra escalonada, que es la referencia para seguir el desvío hacia la Vall de Castellfollit. Allí mismo hay carteles explicativos, o sea que tendremos la certeza de haber tomado el camino correcto. Un camino en muy buenas condiciones para ir en coche que asciende por el barranco en medio de una vegetación densa a cada lado del camino. Aquí es muy interesante fijarse en las caprichosas formas de las rocas que van apareciendo en medio del bosque.

Camino de entrada a la Vall de Castellfollit
Referencia de entrada a la Vall de Castellfollit

Después de aparcar el coche, caminamos un poquito y casi sin darnos cuanta llegamos al sitio (verás una señal al llegar por el camino que reza El Gorg) que amablemente nos había recomendado Miguel de el Restaurante el Fonoll (delante del Monasterio de Poblet). Y valió la pena, porque el riachuelo que transcurre por el barranco forma una cascada en ese punto muy bonita. Sin pensarlo demasiado y pese a lo fría que bajaba el agua los cinco nos dimos allí un baño antológico.

Camino en la Vall de Castellfollit
Camino en la Vall de Castellfollit
Un riachuelo de aguas bien limpias desciende por el valle
Un riachuelo de aguas bien limpias desciende por el valle
Un baño perfecto con cascada
Un baño perfecto con hidromasaje natural

Espero que te gusten estas dos sencillas excursiones con niños en la Costa Daurada para disfrutar de las vistas y la naturaleza que rodea al Monasterio de Poblet. A finales de la primavera el paisaje está espléndido y si tienes calor, ya sabes, ¡a darse un chapuzón en las frías aguas del río! ¿Te atreves?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *