El poder de la palabra, comentarios y bloggers de viajes

A estas alturas me imagino que nadie duda de la utilidad y éxito de las redes sociales en muchos sectores, y en especial en el ámbito de los viajes y turismo, que aquí tratamos. La posibilidad de compartir experiencias y sumar nuestras aportaciones para el conocimiento común es una gran ventaja de la que todos disfrutamos. Cuando buscamos adquirir un servicio o producto las opiniones de otros consumidores que vamos encontrando en nuestras pesquisas pueden ser de gran utilidad. Podemos afirmar que estas valoraciones personales cada vez cobran más peso e importancia para conformar la reputación online del sujeto mencionado, lo que en última instancia viene a traducirse muchas veces en dinero, al materializarse en la reserva de un hotel o la elección de una casa rural.

La prensa offline, ajena al negocio de las valoraciones en la red
La prensa offline, ajena al negocio de las valoraciones en la red

Pero el sistema no es perfecto. Después de leer el post de Paco NadalO me regalas algo o te pongo comentarios negativos” queda claro que no todo es de color rosa. Ya hace tiempo que se discute sobre la veracidad de algunas opiniones, de la compra de valoraciones positivas y sobre la mejor manera de gestionarlas. Lo que yo sinceramente no imaginaba es que hubiera casos de chantaje, y me parece lamentable.

Es penoso utilizar esta situación para chantajear a los establecimientos, y más todavía si las amenazas las profiere alguien que se hace llamar bloguero. Pedir algo a cambio de no publicar un comentario de tipo negativo es penoso. Pero pone de manifiesto la facilidad con la que cualquiera puede dejar en la red comentarios. No me parece mal esta libertad, y también estoy a favor de poder mantener el anonimato. De igual manera creo que se debe exigir a las empresas que establecen baremos o índices en base a estas opiniones un mayor control, por la incidencia que tienen en la reputación de terceros.

En este río revuelto de las valoraciones, opiniones y comentarios los bloggers de viajes pueden desempeñar un papel muy interesante, de punto neutral entre lo que dicen las marcas y los usuarios finales. Como expertos viajeros, más o menos amateurs o profesionalizados, las aportaciones que proceden de los bloggers de viajes deberían destacar por su calidad, criterio, veracidad, confianza y ética. Espero que los caraduras del artículo mencionado más arriba sean una simple excepción.

¿Qué opinas tú?

5 comentarios en “El poder de la palabra, comentarios y bloggers de viajes

  1. Ya lo comenté en el blog de Paco, el usuario ya no se fía de webs en las que no haya comentarios de otros clientes que han probado el servicio.

    Como en todas partes hay cafres y creo que son una minoría. No se le pueden poner vallas al campo, las empresas tienen que asumir las nuevas reglas del juego cuanto antes y tener una estrategia para cuando suceden estos casos aislados.

    Ahora bien, sería intolerable en el caso de que un bloguero de viajes utilizara estas artimañas para conseguir sus objetivos.

  2. La credibilidad de los bloggers de viajes se debe sustentar en la ética y en la honestidad, y las marcas deben hacer el correspondiente filtro si se produjeran las intolerables artimañas a las que haces referencia, Pau.

    1. Siempre aparece algún “listo” que si puede abusa de la situación. Por eso coincido contigo y con Pau que las marcas podrían establecer mejores herramientas de moderación y supervisión.
      Gracias por vuestros comentarios José Luis y Pau

  3. Hola chicos!! Yo si me permitis daría una opinión personal más. Cuando hay una dura competencia entre blogs, hoteles o restaurantes aparecen técnicas de desprestigio en innumerables sitios webs. Incluso en tu mismo blog aparecen guerras entre competidores. Por desgracia en algunos casos hemos tenido incluso que deshabilitar comentarios de gran parte de los posts publicados.

    1. Hola Marcos, yo no he visto ninguna guerra en los comentarios…Puede ser que en algunos posts haya cierta competencia, pero no confrontación. Mi política en referencia a los comentarios es generosa. Creo que todo el mundo puede aportar una visión enriquecedora, pero lo que no me gusta son los comentarios que huelen a spam o puro interés por un link sin aportar nada. Esos no los publico.
      ¡Gracias por pasarte por aquí y dejar tus impresiones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *