Hagia Sofia de Estambul

Escapada a Estambul con Turkish Airlines

Aquí te cuento todos los detalles de una escapada a Estambul con Turkish Airlines para disfrutar de primera mano los servicios de alta calidad de la aerolínea y conocer algunos de los atractivos imperdibles de la antigua ciudad de Bizancio.

Así pues el objetivo del viaje a Turquía que relato es doble, y tengo que decir que las dos partes me resultaron muy satisfactorias. La única pega del viaje a Estambul fue la brevedad del mismo. El equipo de bloggers que nos desplazamos a la capital de Turquía estuvimos pocas horas en la ciudad, con un intenso programa de actividades y claro, nos quedamos con ganas de mucho más.

Hagia Sofia de Estambul
Hagia Sofia o Santa Sofía, uno de los emblemas turísticos de Estambul

Casi lo mismo se puede decir de nuestros vuelos Barcelona -Estambul y el regreso Estambul – Barcelona. Es tal el nivel de atención y esmero de la aerolínea que casi no te importaría que el vuelo (de unas 3 horas) durara un poquito más. En la Clase Business de Turkish Airlines viajamos relajadamente, cómodos, bien atendidos y satisfechos.

Turkish Airlines, Turkish Experience #TKexperience

Volar con Turkish Airlines fue todo un placer. Como decía fuimos atendidos con mucho esmero y atención en la Clase Business. En los dos trayectos disfrutamos de sendos menús, que sinceramente, estaban muy ricos, bien presentados y servidos. Por decirlo llanamente, no parecía comida de avión. El del  vuelo Barcelona – Estambul estaba bueno pero el de regreso mejor todavía. ¿La razón? Visitamos la empresa de catering que los prepara, Turkish DO&CO, y nos quedamos impresionados por la logística y la calidad de trabajo que realizan. Degustando la cena de regreso apreciamos todavía más la calidad de la misma. Toda esta dedicación y profesionalidad ha tenido su reconocimiento en la industria, ya que Turkish Airlines ha sido distinguida con el premio a la Mejor Aerolínea de 2011 y el Mejor Catering.

Menú de Turkish Airlines
Menú de Turkish Airlines en el vuelo Barcelona – Estambul

Qué ver en una escapada a Estambul

En nuestro recorrido por Estambul tuvimos tiempo de visitar algunas de las principales atracciones turísticas de la ciudad como son el Palacio de Topkapi, la Mezquita Azul y Hagia Sophia o Santa Sofía. Y no sólo cultivamos el espíritu con cultura y arte, el cuerpo quedó bien atendido también tras la visita a un hammam y la excelente comida local. En una escapada a Estambul de fin de semana, por ejemplo, estas atracciones turísticas son imperdibles. Todas ellas se encuentran en un radio de acción cercano.

Hagia Sofia, icono de la ciudad de Estambul
Santa Sofía, icono de la ciudad de Estambul
Mezquita Azul de Estambul
Mezquita Azul de Estambul

El Palacio de Topkapi fue el centro administrativo del Imperio Otomano y su situación es inmejorable, pues domina sobre el Cuerno de Oro, el Mar de Mármara y el Estrecho del Bósforo. El recinto fue mandado construir por el Sultán Mehmet II y simboliza el esplendor de la época dorada otomana. El recinto alberga diferentes edificios y exposiciones a los que se accede cruzando las murallas por grandes portales. El restaurante Konyali está situado en el mismo Palacio Topkapi y sus espléndidas vistas alimentan tanto o más que los deliciosos platos que sirven.

Entrada Palacio Topkapi
Una de las puertas de entrada al Palacio Topkapi

Muy cerca del Palacio de Topkapi encontramos la Mezquita Azul o Sultanahmet Camii y Santa Sofía, sin duda uno de los símbolos de la ciudad. Impresiona sus dimensiones y lo refinado de su arquitectura. La Mezquita Azul se mantiene como lugar de culto, pero se permite la entrada a los turistas que quieren visitar su interior. Eso sí, hay que descalzarse y si eres una mujer cubrirte la cabeza con un pañuelo. En la página oficial de turismo Istambul encontrarás muy buena información sobre los dos templos.

Interior de la Mezquita Azul
Interior de la Mezquita Azul
Mezquita Azul de Estambul
Uno de los minaretes de la Mezquita Azul

Masaje en el Hammam Cagaloglu

Una actividad muy especial que te recomiendo de Estambul es disfrutar de una visita a un hammam para relajarte a la manera de antaño en Turquía. Es una experiencia única que no olvidarás, y saldrás bien limpio y relajado.

Entrada al Hammam Cagaloglu
Entrada al Hammam Cagaloglu

En el establecimiento de baños turcos Cagaloglu Hamami nos dejaron realmente como nuevos tras las diferentes partes del proceso del baño: relajación en la sala de calor, masaje seco, tratamiento con guantes de crin y masaje otomano con espuma. El edificio del hammam construido en el 1741 ya vale la pena, pero si tienes la oportunidad de darte el gusto de pasar por el proceso de chapa y pintura no se te borrará la sonrisa de la cara mientras gozas de una escapada a tu aire por Estambul.

Dulces típicos turcos
Dulces típicos turcos

Estas son sólo algunas de las infinitas posibilidades que ofrece la ciudad para el viajero. La antigua Bizancio, Constantinopla, hoy Estambul es una mega ciudad de más de 12 millones de habitantes bulliciosa, llena de vida en las calles y rica en tesoros cultuales y monumentos. La sensación después de esta escapada a la ciudad que pisa Europa y Asia a la vez, es que queda mucho por ver y disfrutar todavía. Espero que no pase mucho tiempo antes de volver a hacer una escapada a Estambul.

¿Te vas a perder los próximos artículos de Viajares.es? Suscríbete ahora al blog

 

Un comentario en “Escapada a Estambul con Turkish Airlines

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *