Islandia Seljavellir

Viaje a Islandia – Bañarse en una piscina volcánica en Seljavellir

Carretera hacia Seljavellir - Islandia

Esta es la historia de una de las jornadas más bonitas de nuestro viaje a Islandia con los niños.  Todo el mundo sabe que Islandia es una tierra de volcanes donde las fuerzas de la naturaleza estén muy presentes en cualquier rincón. Viajar a Islandia es disfrutar del paisaje y encontrarse con el agua, la tierra, el viento, el fuego… En una dimensión más domesticada de estas manifestaciones de la naturaleza, podemos gozar de una gran cantidad de piscinas cuya fuente es el agua termal que emerge del subsuelo. Ir a una piscina en Islandia es una actividad muy recomendable y divertida si viajas con peques. Y hay piscinas por todos los lados, barrios, pueblos,…

Camino de un baño en la piscina de Seljavellir - Islandia

Conducimos por la carretera principal de Islandia para encontrar una piscina al aire libre. En concreto vamos en dirección a la zona volcánica dominada por el archiconocido volcán Eyjafjallajökull. Sí, el que entró en erupción en abril de 2010 y cuyas cenizas obligaron a cerrar gran parte del espacio aéreo en Europa. Vamos en ruta hacia Seljavellir, bastante cerca de la cascada de Skógarfoss, una de los saltos de agua más visitados del país.

Comento lo del volcán ya que después de dejar la carretera principal y adentrarnos en el valle que nos llevaba hacia la piscina el paisaje era increíble. Pudimos observar en toda su crudeza el gradual cambio de tonalidad del verde típico islandés hacia el negro provocado por las cenizas de la reciente erupción volcánica. La sensación era la de adentrarse hacia un territorio maléfico y las nubes espesas sobre la carretera le daban a la escena mayor dramatismo.

Piscina en Seljavellir

Aparcamos el coche 4×4 y estuvimos remontando por el camino paralelo al el río para encontrar las instalaciones. El color negro lo cubría casi todo, pero algunos brotes verdes de hierba ya asomaban de nuevo en los rincones más fértiles o resguardados de las inclemencias. Viendo el panorama se entiende que algunos granjeros abandonaran la zona. ¿Qué iban a comer sus ovejas y caballos que no fueran cenizas?

Pronto observamos las piscina Seljavallalaug al aire libre y la caseta que ejercía las funciones de vestuario. En un momento nos cambiamos  los abrigos y anoraks por los bañadores, y los mayores nos aseguramos de comprobar la temperatura del agua antes de iniciar un merecido baño.

Vestuario de la piscina en Seljavellir

La profundidad de la piscina iba variando en función de la acumulación de sedimentos volcánicos en el fondo, igual que la temperatura cambiaba según la cercanía de la fuente de agua caliente. Los niños y los mayores disfrutamos de un remojón muy especial en las oscuras aguas de la piscina. ¡Qué baño más auténtico!

Lloviendo en Seljavellir

El cielo cada vez parecía más denso y la temperatura exterior era fría, pero dentro del agua se estaba genial. Al poco rato las nubes nos regalaron una suave lluvia, y aquello nos hizo disfrutar más del baño caliente y convirtió nuestra excursión a Seljavellir en algo muy especial. Para los niños bañarse en la piscina volcánica mientras llovía “fuera” era una auténtica aventura en Islandia que todavía recuerdan con emoción.

 

7 comentarios en “Viaje a Islandia – Bañarse en una piscina volcánica en Seljavellir

    1. Es un destino muy adecuado para ir con niños, también si te gustan los trekings y andar por el campo ya que los paisajes son flipantes. ¡Gracias por pasarte por aquí Hernando!

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>