Viajares pesca de lectores y peces

Ideas para un blog de viajes

Algunas ideas para mantener un buen blog de viajes. Son ideas extraídas de la charla que dieron Marc Serena y Paco Nadal en el TBMBCN, el encuentro de bloggers llamado TravelBloggers Meeting celebrado en Barcelona. Del primero, Marc Serena, me quedo con no aburrir al personal con posts larguísimos, llenos de fotos y anécdotas que en realidad no apartan demasiado. Se trata de no reproducir ese momento del pase de diapositivas tras el viaje de un pariente o amigo. Sí, cuando tenías que aguantar 2 horas de rollo y 500 diapos y no había forma de escapar. Ahora los lectores de un blog se van si padeces incontinencia en la escritura. Así de sencillo. Marc también nos apunta un buen camino y no es otro que la originalidad. Su blog La vuelta de los 25 es un buen ejemplo. Es original por su propuesta, su finalidad y se puede definir muy fácilmente. “Convivir durante un año con 25 jóvenes de mi edad de 25 países“.

Viajares pesca de lectores y peces

De Paco Nadal me quedo con el comentario de que “a mayor literatura más visitas“. Las guías prácticas están muy bien, pero nos gustan más las emociones, los relatos, los cuentos. Un punto de vista singular y una manera de narrar que nos permita viajar un poco también a los lectores son aspectos a tener en cuenta. La buena noticia en relación a lo que comentó es que quizás no hace falta viajar tanto. Me explico. Todos aquellos que viajamos menos de lo que quisiéramos tenemos en la literatura una buena ayuda para llenar nuestro blog de contenido. Solo nos hace falta el talento suficiente y un poco de su proverbial capacidad narrativa.

De mi propia cosecha puedo añadir algunas ideas más, que se acercan a criterios de sentido común. Una de ellas es especializarse. Escribir para todo el mundo de muchos temas puede resultar una mala estrategia para conseguir lectores y captar la atención. Es mejor centrarse en algunas temáticas, ya sean destinos o formas de viajar.

Otro apunte va en la dirección del formato, y no está reñida con las otras, claro. Un blog de viajes se puede basar en la fotografía, en los vídeos, o incluso en el audio. Hoy en día es relativamente sencillo publicar buenas historias de destinos y viajes en todo tipo de formato multimedia. Así que por ahí también existe una vía diferenciadora.

Para terminar recomiendo pasar de las ideas a la acción. Nada de lo apuntado anteriormente vale para nada si no lo “hacemos”. Sin escribir de manera constante, sin publicar en el blog, sin compartir y dialogar en las redes sociales, en definitiva sin dar el callo, nada funcionará. Ni la idea más genial. Hay que pasar a la acción y procurar que cristalicen nuestros propósitos e insistir una vez y otra sin dar espacio al desaliento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *